Por: Manuel Herrera 8 julio, 2013
La presidenta Laura Chinchilla no tiene problemas en firmar la reforma a la Ley de la Persona Joven, que supuestamente abre una ventana a las uniones gais entre jóvenes menores de 35 años.
La presidenta Laura Chinchilla no tiene problemas en firmar la reforma a la Ley de la Persona Joven, que supuestamente abre una ventana a las uniones gais entre jóvenes menores de 35 años.

La imagen de Laura Chinchilla decayó en los últimos meses y según la más reciente encuesta de Unimer para La Nación, 60 de cada 100 costarricenses opinan que su labor es mala o muy mala.

Solo 9 de cada 100 personas la ve como buena y nadie la califica como muy buena; pero ¿cuál fue el caso que se trajo de pique la imagen de la mandataria?

Este martes La Nación publicará un informe especial que detalla porqué se vino abajo la percepción de los costarricenses sobre el Gobierno de Chinchilla, que había recibido buenas críticas con las visitas del presidente de Estados Unidos, Barack Obama; y su similar de China, Xi Jinping.