Por: Esteban Mata Blanco 19 agosto, 2014
Víctor Morales se ausentó ayer de la reunión de fracción del PAC para ir a la Sala Constitucional a interponer un recurso de amparo. | JORGE ARCE
Víctor Morales se ausentó ayer de la reunión de fracción del PAC para ir a la Sala Constitucional a interponer un recurso de amparo. | JORGE ARCE

El pleito entre el diputado del PAC Víctor Morales Zapata y sus 12 compañeros de fracción legislativa llegó a la Sala IV.

El legislador oficialista presentó ayer un recurso de amparo ante la Sala Constitucional para que se defina su situación en el Partido.

En abril de este año, el Tribunal de Ética del PAC había suspendido a Morales de sus actividades en la agrupación durante un año.

Sin embargo, a mediados de junio, el Tribunal de Alzada del PAC había dejado sin efecto esa disposición, por lo que Morales solo esperaba que el asunto fuera conocido por la Asamblea Nacional de la agrupación para incorporarse a las sesiones de fracción y demás actividades del partido oficialista.

Sin embargo, a mediados de la semana pasada, el Tribunal de Ética del Partido decidió recibir una apelación y, tras analizar el caso de nuevo, volvió a castigar a Morales.

Esto implica además que Morales no puede asistir a las reuniones de coordinación de los diputados del PAC que se realizan los lunes.

De ahí que el legislador presentara ayer el recurso de amparo, pues considera que ya agotó la vía legal dentro del Partido.

El congresista asegura que lo están juzgando dos veces por el mismo caso y que violentaron su legítima defensa.

Morales agregó ayer que volverá a las reuniones de fracción.

Esta situación tiene a la fracción oficialista dividida en dos. Quienes apoyan la decisión del tribunal están encabezados por el también diputado y fundador del PAC, Ottón Solís.

Junto con él, los legisladores Epsy Campbell, Marvin Atencio, Nidia Jiménez y Marco Redondo, se niegan a asistir a las reuniones de bancada si Morales se presenta.

Mientras tanto, la jefa de fracción, Emilia Molina, debe justificar las ausencias de Morales ante la administración del Congreso.