Por: Alexandra Araya M., Patricia Recio 9 mayo, 2014

Los compromisos de transparencia, unidad y diálogo expresados ayer por el presidente de la República, Luis Guillermo Solís, llamaron la atención de los invitados al cambio de mando.

Diputados, magistrados y un exmandatario resaltaron la promesa de Solís de rendir cuentas de todos sus actos “en forma puntual, precisa y oportuna”, después de que este leyera un texto, durante 25 minutos, en el que lanzó las principales líneas de lo que pretende impulsar durante su administración.

El compromiso fue mutuo, pues la mayoría de legisladores coincidió en la necesidad de que esa premisa también se cumpla desde su trinchera, ante la carencia de confianza, que, según Solís, prevalece en la población.

Los diputados Gerardo Vargas, Javier Cambronero, Rafael Ortiz y Otto Guevara, atentos al discurso del nuevo presidente. | ALONSO TENORIO.
Los diputados Gerardo Vargas, Javier Cambronero, Rafael Ortiz y Otto Guevara, atentos al discurso del nuevo presidente. | ALONSO TENORIO.

El líder de la fracción liberacionista, la más grande de la oposición, Juan Luis Jiménez, comentó que su grupo “le toma el pulso al discurso” y reiteró que ofrecen sus 18 votos para los “proyectos país” que el Poder Ejecutivo envíe a conocimiento de los diputados.

Otto Guevara, legislador del Movimiento Libertario, destacó el compromiso con la transparencia del mandatario y dijo estar seguro de que ese tema será una las “líneas centrales” de la gestión que comenzó ayer.

En ese mismo sentido se pronunció el jefe de la bancada del Partido Unidad Social Cristiana, Rafael Ortiz, quien destacó que, a pesar de ser corto, fue un mensaje completo y emotivo, sobre todo cuando Solís leyó extractos de una carta de su mamá, Vivienne Rivera.

Además, dijo que sí son posibles las negociaciones íntegras.

Por su parte, la diputada del Partido Acción Ciudadana, Epsy Campbell, resaltó la humildad con la que Solís se comprometió a cumplir lo anunciado durante su campaña y dijo que para eso será necesario el aporte de todos los que están a su lado.

Mensaje de esperanza. Otros invitados, como el expresidente de la República, Miguel Ángel Rodríguez (único exmandatario que asistió a la toma de posesión), hicieron alusión a la parte emotiva y las expectativas generadas por el mensaje de Luis Guillermo Solís.

Rodríguez dijo que el traspaso estuvo adornado por la buena voluntad de todas las partes y pidió “sabiduría, fortaleza y paciencia” para el nuevo Gobierno.

En tanto, la presidenta de la Corte, Zarela Villanueva, destacó que el mensaje estuvo lleno de esperanza y lo calificó como un “nuevo aire para nuestra democracia”.

La defensora de los Habitantes, Ofelia Taitelbaum, además de mencionarla parte emotiva del discurso, que dijo le sacó las lágrimas, también hizo énfasis en la necesidad de que exista transparencia, la que, aseguró, “nos está haciendo falta”.

El magistrado de la Sala IV, Fernando Castillo, señaló que las palabras del gobernante “encarnan un sentimiento de unidad”. Colaboró Esteban Oviedo.