Por: Aarón Sequeira 14 octubre, 2015
1 k La ruta 32 se mantiene cerrada debido a un deslizamiento del kilómetro 19 al 29. 2 k Allan Esquivel y su esposa cuidaban la propiedad ayer en de San Miguel de Batan 3 k Funcionarios del Cuerpo de Bomberos también participaron en el rescate de familias afectadas en la zona de Siquirres 4 k Comisión Nacional de Emergencia (CNE) reportó ríos mayoría de ríos crecidos en Limón, Sarapiquí y Turrialba. 5 k Río Reventazón provocó inundaciones en las comunidades como El Carmen, Imperio, El Cocal y San Alberto. Alejandro Nerdrick, José Díaz y cortesías.
1 k La ruta 32 se mantiene cerrada debido a un deslizamiento del kilómetro 19 al 29. 2 k Allan Esquivel y su esposa cuidaban la propiedad ayer en de San Miguel de Batan 3 k Funcionarios del Cuerpo de Bomberos también participaron en el rescate de familias afectadas en la zona de Siquirres 4 k Comisión Nacional de Emergencia (CNE) reportó ríos mayoría de ríos crecidos en Limón, Sarapiquí y Turrialba. 5 k Río Reventazón provocó inundaciones en las comunidades como El Carmen, Imperio, El Cocal y San Alberto. Alejandro Nerdrick, José Díaz y cortesías.

San José

El presidente de la Comisión Nacional de Prevención de Riesgos y Atención de Emergencias (CNE), Iván Brenes, anunció la tarde de este miércoles que el costo de la atención de la emergencia de junio anterior costará ¢75.000 millones.

Según Brenes, ese dinero se usará para la recuperación del cantón herediano de Sarapiquí, el cartaginés de Turrialba y toda la provincia de Limón.

Entre las obras se encuentran la reconstrucción de carreteras, donde se usarán ¢21.630 millones, ¢15.000 millones para puentes, ¢18.000 millones para ríos y quebradas. ¢1.642 millones para alcantarillas, ¢104 millones para centros educativos, ¢626 millones para edificios públicos, entre otros.

Del costo total de la recuperación, Brenes explicó que ¢21.000 millones vienen de fondos ordinarios de las instituciones públicas encargadas y ¢54.000 millones del Fondo Nacional de Emergencias.

Según el jerarca de la CNE, la recuperación ya inicio y se han ejecutado ya ¢10.000 millones.

Brenes añadió que el decreto de emergencia para atender los incidentes que provocaron las lluvias, incluye un elemento de transparencia que evitará el uso con tintes políticos de los recursos.

"En el pasado, la ejecución de recursos a veces sobrepasaba los cinco años para la atención de una emergencia", dijo Brenes.

Añadió que antes se emitía un decreto de emergencia en cualquier momento y sin seguir los criterios técnicos respectivos.