Compra de equipo y ferrocarril eléctrico son las principales tareas pendientes

Por: Diego Bosque 5 mayo, 2017
Víctor Mena, maquinista del Incofer, asegura que es muy usual que los conductores crucen la vía férrea pocos segundos antes de que pase el tren, a pesar de que lo correcto es hacer el alto. Para Mena, ese comportamiento se debe a una pobre educación vial. | ALBERT MARÍN
Víctor Mena, maquinista del Incofer, asegura que es muy usual que los conductores crucen la vía férrea pocos segundos antes de que pase el tren, a pesar de que lo correcto es hacer el alto. Para Mena, ese comportamiento se debe a una pobre educación vial. | ALBERT MARÍN

La renuncia de Cristian Vargas como presidente ejecutivo del Instituto Costarricense de Ferrocarriles (Incofer) no afectará las mejoras en el servicio de trenes, según dijo Sergio Alfaro, ministro de la Presidencia.

Vargas dejó su puesto el lunes pasado argumentado "razones personales". En su lugar llega Elizabeth Briceño, quien se ha desempeñado en los últimos años como gerente Administrativa y Financiera del Instituto.

El nombramiento se dio a conocer este viernes, durante el arranque de las obras del nuevo puente sobre el río Virilla, en la radial Lindora-Santa Ana.

La salida de Vargas ocurre en momentos en que el Incofer trata de concretar la compra de nuevos trenes para el servicio de pasajeros y la formalización de un proyecto que permita construir un tren eléctrico en la Gran Área Metropolitana (GAM).

Diez meses atrás había renunciado a ese mismo cargo Guillermo Santana, también por "razones personales".

"Lastimosamente hemos tenido dos salidas por motivos personales y esto genera alguna complejidad. Sin embargo, esto no significa que lo que hemos manejado en relación con Incofer se haya detenido, el Gobierno ha trabajado en dos aspectos: la ley de fortalecimiento y en paralelo se hizo un replanteamiento del tren y las características del tren que necesita la zona urbana costarricense", comentó Alfaro.

El ministro de la Presidencia enfatizó que ahora será tarea de Briceño sacar adelante los proyectos pendientes.

Antes de retirarse, Vargas había prometido la compra de nuevos trenes por un monto de $40 millones, los cuales estarían en el país para el segundo semestre de 2018.

Según datos de Incofer, 21.000 personas, en promedio, se mueven en ferrocarril todos los días.

La Nación trató de localizar a Briceño, pero no contestó las llamadas hechas a su teléfono celular.

Etiquetado como: