Empleado del Servicio Fitosanitario del Estado recibe ocho días de suspensión. Él determinó, en dos informes diferentes, que empresa enviaba fruta producida bajo métodos tradicionales y no bajo mecanismos de producción orgánica

Por: Aarón Sequeira 23 octubre
Productores de piña orgánica se manifestaron en el Salón de Expresidentes porque alegan que hay productores que hacen pasar el producto tradicional como si fuera orgánico.
Productores de piña orgánica se manifestaron en el Salón de Expresidentes porque alegan que hay productores que hacen pasar el producto tradicional como si fuera orgánico.

El Ministerio de Agricultura y Ganadería (MAG) sancionó con ocho días de suspensión a un funcionario del Servicio Fitosanitario del Estado (SFE) quien determinó, en dos informes diferentes, que una empresa producía y exportaba piña hacia Estados Unidos supuestamente de forma irregular, haciendo pasar el producto por orgánico, aunque era generado con agroquímicos, bajo métodos tradicionales.

José Miguel Jiménez Méndez, inspector fitosanitario de exportación, pasó a ser investigado y castigado porque en el MAG se alegó que hizo mal los procesos de instrucción contra la empresa y que, finalmente, al llegar a manos del director del SFE, se tuvo que desestimarlos.

El reclamo principal en contra del inspector es que, supuestamente, compartió información confidencial del procedimiento contra la empresa. Aunque Jiménez se negó a confirmar o desechar esa versión, el ministro de Agricultura, Luis Felipe Arauz, indicó que ese es parte del reclamo.

Jiménez defiende que en marzo del 2016 pudo determinar que la empresa habría incumplido con la certificación de su producción como orgánica.

Óscar Salas, director ejecutivo de la Cámara Nacional de Agricultura Orgánica (Canagro), informó de que el proceso administrativo se habría hecho porque acusan a Jiménez de compartir información confidencial, "cuando en realidad esa información se le dio a los productores de piña orgánica antes de que se hiciera una investigación formal, porque el anterior director del Servicio, Francisco Dall'anese, pidió mantenernos informados".

Dicha información se dio a conocer este lunes, durante una conferencia de prensa en la Asamblea Legislativa, donde voceros de la Cámara Nacional de Agricultura Orgánica (Canagro) y productores de piña apoyaron los informes del funcionario fitosanitario y reclamaron porque los volúmenes de producción de esa fruta no coinciden con los volúmenes de exportación.

"El proceso estuvo mal instruido, es lo que me han dicho en el Servicio Fitosanitario. Es un tema competencia de ellos, que tienen el Departamento de Agricultura Orgánica, pero ellos no lograron demostrar que esa empresa, Valle Verde, cometiera esas irregularidades", explicó el ministro de Agricultura, Luis Felipe Arauz.

Aunque la Canagro reclama que no sucedió nada ni se le dio importancia a los informes de Jiménez, Arauz agregó que, ahora, los productores de piña orgánica llevaron el caso ante el Tribunal Contencioso Administrativo, el cual deberá determinar si lo establecido por los informes de Jiménez es real.

Las alertas sobre la exportación de piña costarricense hacia Estados Unidos irregularmente, haciéndola pasar por orgánica cuando no lo era, se encendieron cuando, según sostiene el vocero de Canagro, se recibieron reclamos del National Organic Program (NOP), de la Secretaría de Agricultura de Estados Unidos, e incluso se sancionó a comercializadores de piña por vender producto supuestamente orgánico que, en realidad, no lo era.

Los productores primero acudieron al anterior director del SFE, Francisco Dall'anese, quien pidió los primeros reportes. Luego de su salida, José Miguel Jiménez fue nombrado como investigador, para hacer un reporte entre marzo y octubre del 2016.

Óscar Salas alegó que ese informe se engavetó en diciembre y que, en enero de este año, el ministro Arauz le sostuvo que el procedimiento aún estaba en camino. El jerarca del MAG aceptó que tuvo dicha reunión, pero alegó que no está muy informado al respecto de los reclamos en contra de la piña.

'Irregularidades' en certificación

"La investigación determinó que había un productor que obtuvo certificaciones orgánicas de parte de una agencia y realmente no cumplía con los protocolos. Los volúmenes no correspondían y había facturaciones que no respaldaban que era producto 100% orgánico, hay evidencia de anomalías en el proceso de certificación de este productor", explicó Jiménez por vía telefónica, con La Nación.

De acuerdo con los parámetros de certificación como un productor orgánico, las fincas respectivas tienen que pasar por un periodo de transición de tres años, durante el cual el Servicio Fitosanitario hace la fiscalización del proceso y, al final de ese plazo, el productor debe pasar a estudio de una agencia certificadora acreditada por el Gobierno.

Jiménez añadió que, en el caso específico de la empresa investigada, el área de producción no pasó por la transición y el terreno que fue certificado no corresponde con el área que, supuestamente, pasó por la transición.

El ministro Arauz aseguró que el SFE lleva el caso y que, al parecer, hay un documento de la NOP donde se niega que hayan surgido problemas con las exportaciones de piña orgánica de Congelados y Jugos del Valle Verde S. A.

Ante las denuncias lanzadas por la Canagro y reclamos de productores como Néstor Ramírez y Evelio Chávez, el jefe del Frente Amplio, Francisco Camacho, se comprometió a investigar el tema a profundidad, sobre todo por el impacto que tendría esa "competencia desleal" entre pequeños productores de piña orgánica del país.