Iniciativa también reduce ¢146.000 millones gracias a un canje de deuda que hizo el Gobierno, según lo anunció en noviembre

Por: Aarón Sequeira 17 marzo, 2015
La Comisión de Hacendarios tramitó el Presupuesto Nacional del 2015 entre setiembre y octubre del 2014, con la intención de hacer fuertes recortes a los gastos del Gobierno.
La Comisión de Hacendarios tramitó el Presupuesto Nacional del 2015 entre setiembre y octubre del 2014, con la intención de hacer fuertes recortes a los gastos del Gobierno.

El Gobierno envió esta tarde, a la Asamblea Legislativa, un proyecto de ley para recortar ¢61.000 millones en gastos superfluos del Presupuesto Nacional del 2015.

Se trata del Segundo Presupuesto Extraordinario de la República para el ejercicio económico del 2015, expediente 19.504, recibido en el Congreso a las 3:45 p. m.

Ahí se proponen las reducciones que el Poder Ejecutivo había prometido en noviembre y que no fueron avaladas por los legisladores, que exigían mayores rebajas en el plan de gastos para este año.

El viceministro de Hacienda José Francisco Pacheco aseguró que el monto de las rebajas se centra en rubros como los viajes, horas extra, publicidad, alimentación y protocolo.

"También se disminuyen montos de transferencias en ministerios como el de Obras Públicas y Transportes y el de Salud, cuyos presupuestos están integrados en un 70% por transferencias a otras instituciones", dijo el viceministro.

Según el Reglamento de la Asamblea Legislativa, los diputados deberán hacer la votación final de un presupuesto extraordinario en el plazo de 15 días hábiles siguientes a la llegada del expediente al Congreso, o sea unas tres semanas.

El Presupuesto Extraordinario implica un compromiso del Gobierno con fracciones legislativas de la oposición, entre ellas la Unidad Social Cristiana, de cara a la elección de las nuevas autoridades legislativas, el 1.º de mayo.

El plan enviado por el Ministerio de Hacienda también pide a los diputados sacar de los ingresos unos ¢36.885 millones correspondientes al proyecto Limón Ciudad Puerto, que tuvo cierre técnico el 31 de diciembre del 2014.

La última parte del presupuesto extraordinario incluye varios cambios de destino de partidas municipales, que no fueron aprobadas dentro del Presupuesto Nacional por la forma en que se tramitó dicho expediente, en noviembre.