Acción fue compromiso tomado desde ayer, tras reunión del ministro de la Presidencia, Melvin Jiménez, con grupos de defensa de derechos de la población homosexual

Por: Aarón Sequeira 19 marzo, 2015
El 30 de diciembre, el consulado británico en República Dominicana celebró una boda gay. | TWITTER CONSULADO BRITÁNICO EN REPÚBLICA DOMINICANA
El 30 de diciembre, el consulado británico en República Dominicana celebró una boda gay. | TWITTER CONSULADO BRITÁNICO EN REPÚBLICA DOMINICANA

El Poder Ejecutivo convocó esta tarde, a las sesiones extraordinarias de la Asamblea Legislativa, dos proyectos de ley enfocados en la legalización de las uniones civiles entre homosexuales.

Se trata de los expedientes 18.481, Ley de Sociedades de Convivencia, y 18.483, reforma al capítulo único del título VII del Código de Familia, para permitir las uniones de hecho para la población homosexual.

La convocatoria fue leída antes de las 4:00 p. m. en el plenario, por el segundo secretario del Directorio legislativo, Jorge Rodríguez, y es parte del compromiso asumido por el ministro de la Presidencia, Melvin Jiménez, este miércoles, con grupos de defensa de los derechos de la población sexualmente diversa.

La decisión, de hecho, busca calmar la disconformidad con el Gobierno por la falta de apoyo a los proyectos de ley que buscan asegurar los derechos de esta población, aunque esa ha sido una de las banderas del Partido Acción Ciudadana (PAC) y, en particular, durante la campaña electoral.

La convocatoria llega a un mes y medio de que concluyan las sesiones extraordinarias del Congreso, periodo en el cual el Poder Ejecutivo tiene la potestad de definir cuáles iniciativas de ley se tramitan en las agendas de las comisiones dictaminadoras y del Plenario.

A los proyectos de uniones homosexuales se han opuesto, históricamente, los partidos evangélicos Renovación Costarricense y Restauración Nacional, además de actuales agrupaciones como Alianza Demócrata Cristiana (ADC) y el Partido Accesibilidad Sin Exclusión (PASE).

De hecho, Fabricio Alvarado, de Restauración, dijo que hará una férrea oposición al avance de ambas iniciativas.

"Lo irónico del Gobierno es que hace esta convocatoria sin considerar que en la Asamblea muchos diputados no estamos de acuerdo con esta idea", dijo el legislador.