Por: Rebeca Madrigal 13 enero

El Gobierno de Costa Rica aplaudió el fin de la política estadounidense que permitía a los cubanos conseguir automáticamente residencia permanente en el país norteamericano, aún al ingresar clandestinamente.

El jueves, Estados Unidos puso fin a dicha política, conocida como "pies secos y pies mojados", un agregado a la La Ley de Ajuste Cubano de 1966, con vigencia desde 1995.

Según el Gobierno tico, la política de residencias automáticas alentó el flujo ilegal de migrantes cubanos por Centroamérica que desató la crisis migratoria de 2016.

"Dicha política fomento asimismo la activación de las redes de tráfico de personas en la región poniendo en riesgo la integridad de los migrantes", señaló la Cancillería en un comunicado de prensa.

Se estima que unos 8.000 cubanos ingresaron a Costa Rica de forma ilegal, en su búsqueda por llegar a Estados Unidos.

En abril del año pasado, el Gobierno solicitó al presidente de Estados Unidos, Barack Obama, la derogación de la política.

Pese al fin de la política, la Ley del Ajuste Cubano, que establece un trámite acelerado para otorgar la residencia a ciudadanos cubanos, permanece en efecto. Así, los cubanos que ingresen a Estados Unidos legalmente y con cualquier visa podrán beneficiarse de un proceso acelerado para obtener la residencia, pero los que no tengan visa serán devueltos a su país.