30 septiembre, 2016

José Alberto Moya, gerente general de Acueductos y Alcantarillados (AyA), admitió que el viceministro de Trabajo, Hárold Villegas, lo llamó para pedirle que evaluara otorgar un permiso con goce de salario a un funcionario, a fin de que se dedicara a trabajar a tiempo completo con la Asociación Nacional de Empleados Públicos y Privados (ANEP).

¿Qué puede informar sobre el permiso con goce de salario que la gerencia del AyA le otorgó al funcionario Edwin Marín para que trabajara de lleno con la ANEP?

-Don Edwin tiene ya, por lo menos desde que yo estoy en AyA, hace dos años, de contar con un permiso de gerencia, para que asuma sus funciones como presidente de la seccional de ANEP en AyA. Ahora, es importante aclarar que no es un permiso sindical, porque el único que puede tener permiso sindical, por convención colectiva, es el secretario general del sindicato Astraa, que es la asociación de trabajadores del AyA, que es el único de los cuatro sindicatos que existen en el AyA que firmó la convención.

Por eso, lo que se da de acuerdo con las potestades que tiene la gerencia, en el estatuto orgánico y en el reglamento interno de trabajo, es un permiso con goce de salario y se le prorroga cada tres meses, creo que es.

-¿Con base en qué cuerpo normativo o jurídico se le otorga el permiso, sino es la convención?

-No es la convención colectiva. Le acabo de comentar que es con base en el reglamento autónomo del AyA. El gerente tiene la potestad de otorgar esos permisos con goce de salario de forma prorrogada. No es permanente, sino que se le da cada tres meses.

-¿Quién le pidió a usted, don José Alberto, que diera ese permiso? ¿O usted lo hizo de forma autónoma?

-No, no, no, no. Han llegado cada tres o seis meses una solicitud firmada por don Albino Vargas, creo que es, secretario general de ANEP. Él es quien lo solicita.

-Él es el que lo pide.

-Sí puedo decir que en algún momento yo recibí algún tipo de solicitud de parte del Ministerio de Trabajo.

-¿Quién específicamente?

-El viceministro.

-¿Cuál de los dos?

-Mmm, este señor, Hárold Villegas.

-¿Tuvo usted conocimiento o noticia de que Albino Vargas hubiera presionado o pedido a Harold Villegas que se le extendiera ese permiso a don Edwin?

-No, no que yo sepa. Don Hárold lo que me pidió es que analizáramos la posibilidad de entregar ese permiso que estaban solicitando. Pero él no me dijo que era por presión o por solicitud de don Albino. Nada más me llamó y me dijo que lo consideráramos.

-¿La presidenta ejecutiva ha estado al tanto de todo esto?

-Sí, claro.

-¿Qué criterio le ha externado ella?

-Que hay que darlo, que el permiso es necesario para que ellos puedan ejercer su trabajo, su función.

-¿Tiene usted conocimiento o a la mano cuántas veces se ha extendido ese permiso? ¿En lo que va de este periodo, al menos?

-Mmm, desde que yo estoy en Acueductos, julio del 2014, se puede haber extendido unas cuatro veces, porque es cada seis meses. Cuatro o seis veces.

-¿Es costumbre que un viceministro llame a un gerente de una institución autónoma para pedirle que extienda un permiso sin goce de salario?

-Mmm, bueno, él no me llamó para que lo extendiera. Me llamó para decirme que conocía que había una solicitud y que la consideráramos para efectos de que se pudiera otorgar. Pero él no me dijo que la otorgara, él no me puede dar una orden. Yo no dependo del ministro ni del viceministro directamente. Él para lo que llamó fue para sugerir si podíamos o para que lo consideráramos, pero yo no la tomé como presión la llamada.

-¿Es decir, usted perfectamente se pudo haber rehusado a dar el permiso?

-Sí, claro. Otra cosa importante que se debe aclarar es que la ANEP no es la única que tiene ese permiso, porque como le comentaba AyA tiene cuatro sindicatos. De esos cuatro, sólo Astraa, el secretario general y el secretario general adjunto son los que de acuerdo a convención se les puede otorgar ese permiso sindical. Hay otro sindicato, que se llama el Sitraa, en el cual al secretario también se le otorgan permisos pero no tan extensos como los de ANEP, pero es con la misma cláusula o con la misma normativa del reglamento autónomo que la gerencia otorga ese permiso. Entonces, la ANEP no es la única.

-¿Pero sí es el caso en que se ha otorgado el permiso por mayor tiempo?

-Sí, eso sí.

-¿Ha notado usted algún beneficio para la institución, de alguna forma, dándole el beneficio a don Edwin para que se ausente por tanto tiempo?

-Bueno, ellos representan los intereses de un grupo de funcionarios y funcionarias. No de todos los funcionarios, porque no todos están afiliados a la ANEP. Yo creo que los sindicatos son necesarios. Para lograr un equilibrio en la administración, es importante que haya representación sindical.