Por ligamen a insinuación de usar recursos políticos del Gobierno en favor del partido

Por: Natasha Cambronero 20 julio, 2015
El jefe de la fracción del PAC, Marco Redondo (centro), está dispuesto a firmar el pacto con el Frente Amplio y Patria Justa. Ottón Solís y Epsy Campbell rechazan ese acuerdo. | MARCELA BERTOZZI.
El jefe de la fracción del PAC, Marco Redondo (centro), está dispuesto a firmar el pacto con el Frente Amplio y Patria Justa. Ottón Solís y Epsy Campbell rechazan ese acuerdo. | MARCELA BERTOZZI.

La fracción del Partido Acción Ciudadana (PAC) discute si dos de sus asesores deben ser despedidos por su ligamen con un documento que planteaba el uso de recursos políticos del Gobierno para el beneficio de la agrupación.

Se trata de Óscar Jiménez y Eduardo Solano (secretario general interno del PAC), quienes participaron el 20 de junio en un encuentro de la Juventud Progresista —un grupo interno del PAC—, en la cual se hizo mención del aprovechamiento de los recursos del Ejecutivo, según consta en el punto diez de la minuta.

La continuidad de los dirigentes rojiamarillos se debatió este lunes, en la habitual reunión de la bancada; sin embargo, los 12 legisladores oficialistas todavía no han tomado una decisión al respecto.

Según el jefe de la fracción, Marco Vinicio Redondo, será hasta este lunes en la noche o el martes que definan el futuro de los dos funcionarios en una reunión extraordinaria.

“Tuvimos un proceso de discusión y no nos dio tiempo continuar con el proceso de decisión (...). Prefiero ahondar en los detalles hasta que tomemos una decisión”, expresó Redondo.

Su compañero Ottón Solís agregó que un sector de la bancada, del cual él forma parte, aboga por el despido inmediato de los asesores, en consonancia con lo que hizo el presidente Luis Guillermo Solís, quien la semana pasada destituyó a seis de sus asesores por el ligamen con ese documento.

Además, ordenó abrirle un procedimiento a Edrei Cabezas Quintero por este caso, en vista de que él tiene plaza fija en el Ministerio de Trabajo.

No obstante, otro grupo se inclina por primero investigar la situación, antes de tomar una decisión.

“Aquí el debido proceso no cabe, es claro que ellos escribieron el documentos y quedaron claras sus intenciones. No hay nada que investigamos. A nosotros nos corresponde seguir el camino del presidente”, declaró Ottón Solís.

Investigación partidaria. El Tribunal de Ética del PAC también analiza el caso, luego de que los propios dirigentes de la Juventud Progresista ligados con el polémico documento, solicitaran la información.

Así lo confirmó la presidenta de la agrupación, Margarita Bolaños, quien considera que esa es la instancia que debe definir la continuidad de los nueve jóvenes en el partido.

“Ellos mismos llevaron el caso al Tribunal de Ética, así como lo hicieron ante la Procuraduría y Contraloría (…). Ellos ya hicieron lo que corresponde, nosotros dejamos eso ahí, en manos de esa instancia”, dijo Bolaños.