MOPT autorizó a la compañía a usar dos embarcaciones para reflotar la nave

Por: Diego Bosque 13 junio, 2015

La empresa de fertilizantes Fertica se comprometió a sacar del mar la barcaza que naufragó, el 2 de mayo, frente a las costas de Puntarenas.

El naufragio ocurrió el 2 de mayo a las 2:31 p. m., según el reporte de la Comisión Nacional de Emergencias (CNE). | LA NACIÓN/ ANDRÉS GARITA.
El naufragio ocurrió el 2 de mayo a las 2:31 p. m., según el reporte de la Comisión Nacional de Emergencias (CNE). | LA NACIÓN/ ANDRÉS GARITA.

De acuerdo con el Ministerio de Obras Públicas y Transportes (MOPT), la firma completará el rescate este fin de semana.

La embarcación cargaba 180 toneladas de nitrato de amonio, que cayeron en el mar.

El hecho provocó una declaratoria de emergencia y una veda de pesca durante tres días.

Para recuperar la nave, la División Marítima Portuaria del MOPT, autorizó a Fertica el uso temporal de dos barcazas.

Luis Coronado, director de la División Marítima Portuaria, dijo que el reflotamiento se coordinó en dos reuniones.

Los trabajos para sacar la embarcación se iniciaron el pasado miércoles y podrían concluir este fin de semana.

El avance de la tarea dependerá del comportamiento de las mareas.

La barcaza, llamada Puntarenas, matrícula P-4672, es una de las cinco naves que Fertica empleaba sin certificados de navegabilidad vigentes.

Las irregularidades en el uso de las embarcaciones se destaparon tras el naufragio.

El MOPT manifestó, luego de la emergencia, que Fertica se aprovechaba de un portillo abierto por el decreto 28742-MOPT, publicado en el año 2000.

Esta disposición permite navegar, sin aval previo, a todos los barcos que se movilicen hasta tres millas náuticas (5,5 km).

Las tripulaciones que viajen a una distancia superior sí deben solicitar una autorización de zarpe antes de salir.

Investigación judicial. Por esta causa, el MOPT denunció ante el Ministerio Público a Fertica por daños ambientales.

La oficina de prensa del Ministerio Público indicó que ese caso se encuentra en etapa de investigación.

Las autoridades están a la espera de una serie de estudios del Laboratorio Nacional de Aguas.

Además, está pendiente un informe del Organismo de Investigación Judicial.

El asunto tiene el número de expediente 15-000909-061-PE y está a cargo de la Fiscalía Adjunta de Puntarenas.