Fue inscrito el pasado 6 de agosto en el TSE bajo el nombre Republicano Social Cristiano

Por: Natasha Cambronero 25 agosto, 2014

Un grupo de exmilitantes del PUSC, cercano al expresidente Rafael Ángel Calderón Fournier, decidió hacer casa aparte y fundó su propio partido, bajo el nombre: Republicano Social Cristiano.

“En lo personal no estoy todavía participando en la política, pero podría volver con un movimiento totalmente socialcristiano, con gente leal, convencida que lo mío fue una persecusión política
“En lo personal no estoy todavía participando en la política, pero podría volver con un movimiento totalmente socialcristiano, con gente leal, convencida que lo mío fue una persecusión política", dijo el expresidente Rafael Ángel Calderón Fournier.

El nuevo partido obtuvo la autorización del Tribunal Supremo de Elecciones (TSE) para su inscripción el pasado 6 de agosto en el cantón central de Alajuela, aunque ya realizan las gestiones para su conformación a escala nacional, lo cual puede tardar al menos cuatro meses.

El presidente de la naciente agrupación, Dragos Dolanescu, aseguró este lunes que la mayoría de sus compañeros formaron parte del movimiento Convergencia Calderonista a lo interno del Partido Unidad Social Cristiana (PUSC), de donde se fueron porque se oponen a la nueva dirigencia.

“La línea calderonista y los principios socialcristianos fueron abandonados, ya no nos sentimos representados por Rodolfo Piza (secretario general) y Pedro Muñoz (presidente) y por eso nos fuimos”, dijo Dolanescu.

Agregó que la división se dio durante la pasada campaña electoral, cuando el candidato presidencial era el doctor Rodolfo Hernández, quien –según Dolanescu– nunca obtuvo el apoyo de Piza y Muñoz, y de los otros líderes de Renacer Socialcristiano, la otra tendencia en el PUSC.

“Nunca aceptaron que el PUSC tuviera un candidato calderonista y le hicieron la vida imposible, hasta que renunció”, manifestó.

Calderón Fournier, por su parte, reconoció la existencia de este grupo y dejó las puertas abiertas para volver a la política, pero fuera de la Unidad Social Cristiana.

“En lo personal no estoy todavía participando en la política, pero podría volver con un movimiento totalmente socialcristiano, con gente leal, convencida que lo mío fue una persecusión política, ahí es donde yo participaría más adelante, cuando mi caso en la Corte Interamericana de Derechos Humanos esté más avanzado”, expresó el exmandatario.

Eso sí, aclaró que no tiene la intención de postularse nuevamente a un cargo de elección popular o aceptar un puesto en la función pública.

Su intención, asegura, es ayudar en la organización y seguir recorriendo el país en busca de adeptos.

La idea es que el partido Republicado Social Cristiano pueda participar en las elecciones municipales de 2016, cuando se elegirán alcaldes, regidores y síndicos.

Dolanescu dijo que para establecer el nombre se inspiraron en el partido Republicano Nacional, que llevó a la presidencia al padre de Calderón Fournier, el doctor Rafael Ángel Calderón Guardia en 1940. Incluso conservaron la bandera y sus colores, tres franjas horizontales cada una de rojo, amarillo y azul.