Por: Ángela Ávalos 15 abril, 2016

En la urbanización Ciruelas, en Alajuela, está el único parque del país dedicado exclusivamente al disfrute de los adultos mayores.

Lo inauguraron hace ocho días, en lo que hasta hace unos años era un espacio tomado por delincuentes y drogadictos.

Son 6.000 metros cuadrados que se reparten entre áreas para hacer caminatas, mesas de juegos, rancho para actividades sociales, salón y terrenos para levantar, en el futuro, un mariposario y un rincón para plantas aromáticas.

Las máquinas de ejercicios que importaron están adaptadas para los adultos mayores; incluso, para aquellos que por alguna discapacidad deban usar una silla de ruedas.

Flora Araya Bogantes, vecina de esa urbanización, contó que hace poco más de dos años decidieron rescatar ese espacio y pusieron manos a la obra.

El resultado es fruto del esfuerzo entre la comunidad, la Alcaldía de Alajuela, empresa privada y Estado: una inversión aproximada de ¢250 millones.

Solo en el distrito primero del cantón de Alajuela, dijo Araya, hay unos 1.000 adultos mayores registrados en un censo de la Municipalidad.

En camino están varios convenios con universidades y centros de salud para desarrollar programas de ejercicio, arte y terapia física.

Uno de los objetivos es que este parque también sirva de modelo para que otras comunidades desarrollen proyectos similares para sus ancianos. ¿Se apuntará alguna al reto?