Medida ante petición de TSE de quitar símbolos políticos de labor realizada en barrios pobres

Por: Alexandra Araya M. 17 octubre, 2013
Sandra León, esposa de Johnny Araya, durante una jornada de las Caravanas de Salud.
Sandra León, esposa de Johnny Araya, durante una jornada de las Caravanas de Salud.

La esposa del candidato presidencial del Partido Liberación Nacional, Sandra León, dijo esta mañana que los servicios gratuitos de salud continuarán por las comunidades y que de ser necesario cambiará los colores de los uniformes (verde y blanco) de todo el equipo de profesionales.

La decisión surge luego de que este miércoles el Tribunal Supremo de Elecciones obligó a la esposa del aspirante liberacionista a retirar la propaganda política de las llamadas Caravanas de la Salud que ella dirige.

León aseguró durante una entrevista en Radio adn 90.7 FM que nunca hubo mala intención, ni beneficio político de su parte ni del equipo de trabajo que la acompaña en dichas actividades mediante las cuales ofrecen servicios odontológicos en comunidades pobres. "En el grupo de trabajo simplemente queríamos llegar a mucha más gente y comunidades", comentó.

"Lo que quería y pretendía era llamar a una conciencia social de que necesitamos ser más solidarios. Mi objetivo nunca fue herir susceptibilidades y lamentablemente se tergiversaron las cosas", dijo la odontóloga, quien defendió el proyecto que realiza desde hace varios años.

Agregó que no va a tirar la toalla y por el contrario continuará con los recorridos. " Vamos a seguir con las campañas. Vamos a cambiar los colores de las gabachas y demás signos que se puedan tergiversar".

No obstante, reconoció que los uniformes "eran verde con blanco y tenían el logotipo (la letra J) de Johnny Araya".

"Se quitará el verde por donde quiere que lo ven, eso no importa, eso no va a quitar a que nosotros estamos dispuestos a darnos a manos llenas a la gente que nos necesita", externó León.

Según la odontóloga, en estas jornadas nunca se entregaron propaganda del candidato presidencial. "Al menos hasta donde mis ojos llegaron nunca se entregó propaganda".

Sin embargo, durante una de estas jornadas, el viernes, en barrio San Martín de San Sebastián, en San José, La Nación observó cuando se entregaban bolsas de tela con el nombre del candidato a los atendidos.