Por: Diego Bosque 26 junio, 2013

Limón. El Sindicato de Trabajadores de Japdeva (Sintrajap) cumplió ayer su promesa: los muelles de esta provincia permanecieron cerrados la mayor parte del día.

Aunque la actividad estuvo suspendida, no hubo perjuicio alguno. “Las compañías adelantaron sus movimientos y hoy (ayer para los lectores) no tenemos ni un solo barco esperando.

”Paralizamos al ciento por ciento la actividad muellera”, manifestó José Luis Castillo, secretario de prensa de Sintrajap.

Ese gremio está en contra de la empresa APM Terminals, concesionaria del megapuerto que se edificará en Moín.

También hubo manifestaciones en el cruce de ingreso a Limón.

En el lugar se apostaron trabajadores de varios sindicatos antes de las 10 a.m y se mantuvieron por más de dos horas hasta que la lluvia los dispersó.

Esta acción contó con el apoyo de personeros de APSE, ANDE, Sitrapequia y Undeca.

“Nos estamos haciendo presentes como ciudadanos unidos al Foro Nacional. Estamos diciendo no a las concesiones y no a la privatización de la salud”, afirmó Javier Acuña, líder de Undeca.

En Limón 2000 hubo quema de llantas. No hubo necesidad de que las autoridades intervinieran, pues la lluvia se encargó de apagar el fuego.