Mayor control a universidades privadas también es denominador común

Por: Alexandra Araya M. 31 enero, 2014

Una fuerte inversión en construcción de aulas, computadoras y tabletas y aumentar la cobertura en el nivel de preescolar son parte de las promesas comunes que hacen los principales candidatos presidenciales para el sector educación.

Otro punto en el cual coinciden los aspirantes presidenciales es en el reforzamiento del Consejo Nacional de Educación Superior (Conesup), encargado de regular la operación de las universidades privadas. El objetivo de los candidatos es lograr una mejor supervisión de esas casas de enseñanza.

La eliminación de las pruebas nacionales de bachillerato solo está en el plan de gobierno del liberacionista Johnny Araya. Dentro de las estrategias del Partido Liberación Nacional (PLN) también está invertir en infraestructura educativa.

El tema de la venta de servicios de universidades estatales solo lo incluye el plan del Movimiento Libertario, mientras que José María Villalta (Frente Amplio) y Luis Guillermo Solís (Acción Ciudadana) coinciden en impulsar la asignación del 8% del Producto Interno Bruto (PIB) a la educación en el 2015.

Las prioridades expresadas por los candidatos coinciden con los señalamientos del último Informe del Estado de la Educación (setiembre, 2013), el cual alertó sobre el poco conocimiento que hay en el país sobre la calidad de los más de 10.000 docentes que se gradúan cada año.

Para el libertario Otto Guevara, también tendrá importancia optimizar la calidad de los docentes, modernizar la gestión, y mejorar la infraestructura y el equipamiento de los centros educativos.

Para el postulante socialcristiano, Rodolfo Piza, en un eventual gobierno suyo propiciaría convenios comunitarios a 25 años plazo para el desarrollo de una educación de calidad.

El candidato Luis Guillermo Solís, del PAC, promovería la estabilidad del personal docente y bajaría, progresivamente, el interinazgo según lo establece Ley de Carrera Docente.

José María Villalta fortalecería las becas de transporte para todos los niveles de educación y crearía mecanismos de transporte gratuito.