Por: Natasha Cambronero 9 junio
Franco Pacheco, presidente de la Uccaep, (al centro de la fotografía) junto a los miembros del Consejo Directivo de esa organización y representantes en la mesa de diálogo del IVM.
Franco Pacheco, presidente de la Uccaep, (al centro de la fotografía) junto a los miembros del Consejo Directivo de esa organización y representantes en la mesa de diálogo del IVM.

La Unión Costarricense de Cámaras y Asociaciones del Sector Empresarial Privado (Uccaep) se retiró temporalmente de la mesa de diálogo que discute una reforma a las pensiones de la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS).

El presidente de esa organización, Franco Pacheco, alegó la tarde de este viernes que el Gobierno carece de claridad sobre qué sucederá con el aumento de un punto porcentual en la cuota obrera a las jubilaciones del régimen de Invalidez, Vejez y Muerte (IVM), aprobado por la Junta Directiva de la Caja.

A principios de mes, los directivos de la CCSS acordaron que el alza se aplicará de forma escalonada, con 0,5 puntos porcentuales a partir del 1.° de julio y otro medio punto porcentual a partir del 1.° de enero del 2018.

Según el presidente de Uccaep, por un lado el nuevo jerarca de la Caja, Fernando Llorca, afirma que el aumento ya es una decisión tomada, visión que las cámaras empresariales comparten.

No obstante, se quejan de que el ministro de Trabajo, Alfredo Hasbum, manifeste todo lo contrario, al decir que el tema no está cerrado y que, más bien, el incremento debe discutirse en la mesa de diálogo. Pacheco dijo que así se lo dijo el jerarca en una conversación telefónica que sostuvieron la mañana de viernes.

Desconocen vocería. La posición de Hasbum generó malestar en Uccaep pues, según se dijo, uno de los acuerdos que se tomaron de previo a la instalación de la mesa de diálogo fue que en ese foro no se discutiría el aumento en la cuota de los asalariados, pues está sustentado en los informes actuariales de la Universidad de Costa Rica (UCR).

Ante tal molestia, la Uccaep no solo se retiró temporalmente de las negociaciones, sino que también decidió desconocer a Hasbum como interlocutor del Poder Ejecutivo.

"Nunca fue la intención crear una mesa de diálogo para que fuera una auditora de la Junta Directiva de la Caja. Cuando se negoció la instalación de la mesa de diálogo, acordaron y convenimos que el tema del 1% (sic) no iba a ser un tema a tratarse en esa mesa. Y esa era una de las razones por las cuales accedimos a participar de esta mesa. Se contempló como una mesa con planes a futuro, no para revocar acuerdos de la Junta Directiva de la CCSS, lo cual no compete".

"Ahora, nos llama poderosamente la atención que sea el mismo ministro, con el cual nosotros llegamos a un acuerdo en que dicho tema no iba a ser tratado en esa mesa, el que más insiste en que el tema sea llevado a la mesa. Esta mañana me permito conversar con él, le hago la pregunta y le recuerdo el acuerdo que él tuvo con nosotros y su respuesta es que él no es autónomo, que él depende de las decisiones de Consejo de Gobierno y las decisiones del presidente (Luis Guillermo Solís). Entonces, nos preguntamos si es que, ¿de ahora en adelante tenemos que hablar solo con el presidente o es que los ministros no tienen autoridad?", cuestionó Pacheco.

Al mismo tiempo, el presidente de la Uccaep denunció una presunta intención del Gobierno de hacerle un "golpe técnico" a la Directiva de la CCSS. En su criterio, el Poder Ejecutivo quiere imponer su voluntad por encima de los mandatos de los directivos.

"El retiro es temporal hasta que el Gobierno defina si van a respetar el acuerdo con el que se creó esta mesa de diálogo. Nos parece que esto está pretendiendo ser un golpe técnico a la Junta Directiva de la CCSS y nosotros no nos vamos a prestar para eso. No vemos nosotros por qué debe crearse una mesa paralela, la cual venga a cuestionar y revocar mandatos. Me preocupa muchísimo las declaraciones del ministro de Trabajo, que me dijo hoy en la mañana que, para él, son indiferentes los mandatos de la Junta Directiva y que los acuerdos que se tomen en la mesa de diálogo deben ser vinculantes para la Junta Directiva", agregó Pacheco.

Ministro niega injerencia la CCSS. El ministro Alfredo Hasbum no negó que le haya solicitado a Franco Pacheco discutir el alza en la mesa de diálogo; no obstante, dijo que él "en ningún momento ha desautorizado a la CCSS, ni ha desconocido la vinculación de las decisiones de su Junta Directiva a lo interno de la institución".

"Únicamente he cuestionado, desde la primera sesión de la mesa de diálogo, la forma en que la Junta Directiva ha pretendido que se realice el proceso de diálogo", expresó Hasbum en un comunicado de prensa enviado al atardecer de este viernes.

El titular de Trabajo sí reconoció que los directivos de la Caja deberían acoger las recomedaciones que haga la mesa de diálogo y que las medidas que se tomen deben ser diversas.

"La mesa de diálogo no es una instancia formal de la CCSS, pero, dada la pluralidad de su conformación, la capacidad técnica de sus integrantes y el análisis de fondo que se lleva a cabo sobre la situación del régimen de IVM, es altamente deseable para el país que sus recomendaciones y conclusiones sean acogidas en el seno de la Junta Directiva de la CCSS".

"El Gobierno ha sido reiterativo en señalar que el estudio actuarial de la UCR señaló diversos escenarios y diferentes medidas que podrían ser consideradas, junto con otras líneas de acción, para impedir un deterioro de la situación financiera del IVM", señala el comunicado de prensa.

En esa nota, Hasbum no hace referencia a la decisión de la Uccaep de desconocerlo como vocero en estas negociaciones.

En favor del alza del 1%. Los empresarios consideran que el ajuste en la cuota del IVM debe correr solo por cuenta de los asalariados, pues en la actualidad los patronos aportan el 5,8% del salario, mientras que los obreros solo el 2,34%.

"Ya hoy en día el patrono aporta el 5,8%, los trabajadores estaban aportando solo el 2,34%, de manera que, en esta ocasión, le correspondía a los trabajadores este incremento. Desde que se creó el fondo, se ha más que duplicado el aporte de los patronos", añadió Pacheco.

Mientras, Luis Mesalles, economista y representante de la Uccaep en la mesa de diálogo, agregó que el último ajuste que se hizo en 2005 al régimen corrió por cuenta de los patronos.

"Técnicamente lo que tocaba, según lo que se había establecido en 2005, era un ajuste adicional a las cuotas obreras en esta ocasión, y esta es la decisión técnica que tomó la Junta Directiva de la CCSS para, por lo menos darle sostenibilidad un par de años más al régimen, sin que se tuviera que estar comiendo las reservas del IVM", explicó Mesalles.