Alejandro Morales fue el único que pujó por puestos para los festejos de fin de año

Por: Aarón Sequeira 22 noviembre, 2015
Este es el croquis del campo ferial para las fiestas capitalinas de fin y principio de año, con todos los espacios rematados ayer por la Municipalidad de San José, adjudicados al empresario Alejandro Morales por ¢225 millones.
Este es el croquis del campo ferial para las fiestas capitalinas de fin y principio de año, con todos los espacios rematados ayer por la Municipalidad de San José, adjudicados al empresario Alejandro Morales por ¢225 millones.

El mismo empresario que se adjudicó todos los puestos del campo ferial de Zapote en el 2013 y el 2014 será el encargado de los festejos durante este fin y principio de año.

Alejandro Morales fue el único que pujó en el remate realizado por la Municipalidad de San José este sábado, a las 10 a. m., en el auditorio municipal, luego de levantar una paleta roja que lo acreditaba como oferente por todos los chinamos.

Para lograr esa adjudicación, por un total de ¢225 millones, Morales tuvo que pagar de entrada ¢22,5 millones al Ayuntamiento. Eso, solo por el derecho de tener esa paleta que le permitiera pujar en el remate.

Tras ganarlo, la Comisión de Festejos Populares le pidió al empresario proceder al depósito, en la cuenta bancaria autorizada, de la mitad del monto de la oferta, es decir, ¢112 millones.

Treinta y cinco minutos más tarde, Morales le entregó a los encargados el comprobante que acreditaba ese pago.

En tres días deberá completar el monto total. Y, según lo establece la publicación en La Gaceta de la convocatoria al remate, deberá coordinar directamente con la Comisión para obtener toda la información técnica de los permisos requeridos para operar.

Los espacios. La oferta que se remató consta de 18 espacios para bar y venta de comida, ocho para ventas de alimentos y juegos tradicionales, ocho para comidas especiales, una para la venta de artesanías y uno para un megabar.

En el caso de los carruseles, la oferta establece cinco puestos: cuatro de 1.275 metros cuadrados cada uno y otro más de 1.200 metros cuadrados.

Además, Morales deberá colocar, en cuatro puntos diferentes del campo ferial en Zapote, 82 cabañas sanitarias.

El presidente de la Comisión, David Venegas, explicó que consideran a Morales un empresario serio con el que han trabajado bien. Añadió que en años anteriores incluso lograron el reconocimiento de Bandera Azul por el orden y calidad sanitaria de la organización de las fiestas.

Luego de entregar el comprobante del primer depósito, Morales solamente dio unas cuantas palabras a la prensa, pidiendo “oraciones” para que todo salga bien y, ante la pregunta de si habrá sorpresas, dijo: “Ahí verán”.

El adjudicatario tiene que coordinar, hombro con hombro, con la Comisión para lograr todos los permisos sanitarios y de funcionamiento de los festejos josefinos, que se realizarán entre el 25 de diciembre y el 3 de enero, para un total de 10 días.

El precio que Morales pagó en esta ocasión es idéntico al del año anterior. Hace dos años había pagado ¢210 millones por todo el campo ferial en Zapote.

En el caso del redondel, ya se había adjudicado a la empresa Coopecasa, por un periodo de cinco años, y a un costo de ¢2.150 millones, contrato ya avalado por la Contraloría de la República.