Por: Carlos Láscarez S. 14 julio

Stafford Fitzgerald Haney, embajador saliente de los Estados Unidos, anunció que se quedará a vivir en Costa Rica junto a su familia por tiempo indefinido.

“El plan es quedarnos en Costa Rica por un futuro cercano. Nos gusta mucho acá y estamos muy a gusto como familia”, dijo Fitzgerald durante una entrevista en Diálogos de La Nación, porque sus cuatro hijos, en edad escolar, estudian acá.

Haney, de 48 años, asumió el cargo el 8 de julio del 2015, luego de presentar credenciales ante el presidente Luis Gmo. Solís, durante el gobierno de Obama.

El puesto que deja será ocupado por la líder republicana de Florida, Sharon Day, quien se convertirá en la embajadora número 59 en nuestro país.

Stafford Fitzgerald Haney, embajador de Estados Unidos en Costa Rica.
Stafford Fitzgerald Haney, embajador de Estados Unidos en Costa Rica.

Ahora que pasa a ser un ciudadano más, Haney dijo que le inquieta la infraestructura del país y temas cotidianos.

“Como persona privada me preocupan mucho las trabas burocráticas que me puedan poner si me dedico a vender un producto, para que este salga del país. El problema de las carreteras también, ya que no es posible que se tarde entre dos y tres horas en una presa para llegar sus trabajos”, afirmó Haney en la entrevista del 28 de junio.

Veneración. La noche del jueves, en un acto en el Salón Dorado de la Cancillería, en San José, el ministro de Relaciones Exteriores, Manuel González Sanz, le otorgó la condecoración de la orden nacional Juan Mora Fernández en el grado de Gran Cruz Placa de Plata a Fitzgerald Haney, como homenaje a su labor.

“Han sido múltiples los campos en que hemos tenido oportunidad de ver al embajador Haney actuar empeñosamente, en temas tan variados como la seguridad, el combate al narcotráfico, el bienestar de los indígenas o la educación de la juventud”, aseveró.