Álvarez Desanti no podrá poner un pie en el plenario legislativo

Por: Aarón Sequeira 12 enero
La decisión de Antonio Álvarez Desanti de ausentarse del plenario dejará con 17 diputados al PLN. Si él pone un pie en el plenario, está obligado reglamentariamente a presidir la sesión. Rolando González, también del PLN, cuestiona si la decisión tiene un buen asidero legal.
La decisión de Antonio Álvarez Desanti de ausentarse del plenario dejará con 17 diputados al PLN. Si él pone un pie en el plenario, está obligado reglamentariamente a presidir la sesión. Rolando González, también del PLN, cuestiona si la decisión tiene un buen asidero legal.

La decisión del diputado Antonio Álvarez Desanti de apartarse de la presidencia de la Asamblea Legislativo, a causa de su precandidatura presidencial liberacionista, dejará a Liberación Nacional (PLN) con solo 17 votos en el plenario legislativo durante dos meses y medio.

Aunque Álvarez afirmó que recurriría a una "separación temporal" de su cargo en el Directorio legislativo, esa figura en realidad no existe en el Reglamento del Congreso. En realidad, el verdiblanco simplemente se ausentará de las sesiones. Esa es la única manera en que puede ser sustituido por el vicepresidente, el libertario José Alberto Alfaro.

En el momento en que el precandidato ponga un pie en el plenario, está obligado a dirigir las discusiones. No puede simplemente sentarse en una curul y solicitar la palabra. Así lo establecen las atribuciones del presidente de la Asamblea en el artículo 27 del Reglamento.

El artículo 22 agrega que, durante sus ausencias, al presidente lo sustituyen los miembros del Directorio presentes en el plenario según su orden jerárquico: vicepresidente, primer secretario, segundo secretario, primer prosecretario o segundo prosecretario.

Estas son las situaciones en que el Reglamento legislativo dispone que se debe sustituir al presidente del Directorio.
Estas son las situaciones en que el Reglamento legislativo dispone que se debe sustituir al presidente del Directorio.

Consultado sobre los efectos de su decisión, Antonio Álvarez aseguró a La Nación que es consciente de que si entra al plenario, tendría que presidir.

En tanto, la jefa de la fracción del PLN, Maureen Clarke, reconoció que operativamente se le podría complicar alguna votación a su bancada, ante la falta de un voto, aunque no espera mucho avance en esos dos meses luego que el Movimiento Libertario anunciara que, bajo su presidencia, no avanzará la agenda del gobierno de Luis Guillermo Solís.

"Igual no vamos a avanzar mucho en nada. Si bien es cierto ese voto es importantísimo, de darse discusiones de fondo y posibilidades de aprobaciones en cosas en que estamos de acuerdo, yo estoy pensando que no se va a avanzar en nada y menos para llegar a punto de votación", asegura Clarke.

Así se refirió a la promesa libertaria de aplicar numerosos recesos en el plenario y, en general, frenar la agenda del Gobierno del PAC, que incluye aumentos en los impuestos de ventas y rentas.

La fracción de Liberación es la de más diputados, con 18, seguida por las de Acción Ciudadana (PAC), con 13; Frente Amplio, con 9; y Unidad Social Cristiana (PUSC), con 8.

Mientras tanto, el diputado y también precandidato liberacionista, Rolando González, aún está esperando que Álvarez Desanti comente su decisión en el seno de la fracción, pues nunca llegó hacerlo antes de difundirla públicamente.

"El tema no se ha discutido en la fracción parlamentaria, consideración mínima que debería esperarse en un órgano colegiado", acotó.

Tanto Rolando González como Gerardo Vargas Rojas, jefe del PUSC, consideran dudosa la figura que usa Álvarez para alejarse del Congreso y dedicarse a hacer campaña electoral a partir del 23 de enero.

Estas son las atribuciones y obligaciones que señala el Reglamento de la Asamblea para el diputado que ejerza la presidencia legislativa.
Estas son las atribuciones y obligaciones que señala el Reglamento de la Asamblea para el diputado que ejerza la presidencia legislativa.

"Me preocupa si la decisión del presidente legislativo de otorgarse unilateralmente un receso de dos meses tiene asidero legal. Me preocupa por la integración plena de la Asamblea Legislativa y la representación del PLN, en vista de que podría ser cuestionada desde el punto de vista legal y político", dijo el liberacionista González.

El socialcristiano, abogado como Álvarez Desanti, insiste en que esa figura jurídica no existe en el Derecho parlamentario.

Aunque la socialcristiana Rosible Ramos auguró fuertes disputas contra los impuestos y un bloqueo férreo del Congreso, Gerardo Vargas llamó a que se avance en la agenda de proyectos de ley, pese a la salida de Álvarez.

"Culpa del PAC"

Álvarez Desanti también reconoce que está consciente de que salir del plenario le resta la visibilidad que tendría ante la opinión pública como parlamentario, dando debates, denunciando hechos o proponiendo proyectos de ley.

Sin embargo, insistió en que sus planes iniciales no contemplaban tomar esta medida, sino que obedeció a los ataques que le hicieron cuatro diputados del PAC, que le exigían debatir en la arena política sin ser presidente legislativo.

El verdiblanco relató que, originalmente, planeaba estar en sesiones los lunes, martes y jueves, y pedirle a Gonzalo Ramírez, primer secretario del Directorio, que lo sustituyera los miércoles, cuando la sesión se dedica a discursos de control político.

"Me habría quedado aquí, no me hubiera podido ir", respondió ante la consulta de qué habría hecho si Marcela Guerrero, Franklin Corella, Epsy Campbell y Marco Vinicio Redondo no le hubiesen pedido bajar a la llanura.