1.500 centros han recibido orientación para la ejecución de diversas obras

Por: Daniela Cerdas E. 13 octubre, 2015
La Junta de Educación del colegio de Santa Ana innovó con una sala de tecnología en la que invirtió más de ¢25 millones | DIANA MÉNDEZ
La Junta de Educación del colegio de Santa Ana innovó con una sala de tecnología en la que invirtió más de ¢25 millones | DIANA MÉNDEZ

Valentín Mora tiene 56 años, trabaja como técnico de laboratorio y, además, administra los dineros de la Junta de Educación del Colegio de Santa Ana.

Como presidente de la Junta, él, a su manera y ayudado por una guía del MEP, hacía licitaciones para mantener la infraestructura y el equipamiento del centro educativo, pagaba el transporte de estudiantes y organizaba algunos proyectos.

Fue cuando recibió una capacitación de la Fundación Gente, que tiene un convenio con el Ministerio de Educación (MEP), que se dio cuenta de que no estaba realizando las cosas de la mejor manera y aprendió a hacerlas como se deben.

“Nos capacitaron en cómo manejar un presupuesto y en cómo hacer una licitación. Con esto nos propusimos hacer un laboratorio de tecnología y de inglés equipado con un buen Internet que nos donó Tigo. Con ese proyecto ejecutamos más de ¢25 millones ”, contó Mora.

El convenio se firmó entre el MEP y la Fundación Gente, creada por Purdy Motor, en el 2013, con el objetivo de capacitar a las juntas de educación en la administración de recursos.

“Hemos hecho capacitaciones en más de 1.500 centros educativos. Esperamos tener capacitadas las 27 direcciones regionales en el 2017. Hoy hemos atendido nueve direcciones y el otro año capacitaremos otras nueve”, explicó Orlando de la O, director de Desarrollo Regional del MEP.

Reglamento. Junto con el MEP, la Fundación colaboró en la actualización del Reglamento de las Juntas de Educación, en donde agregaron los planes de capacitación en las 5.200 juntas de todo el país, principalmente en la ejecución de los dineros y rendición de cuentas.

El presupuesto de las juntas para este año es de ¢224.000 millones. La falta de formación de miembros de las juntas se refleja en errores en la preparación de documentos para licitaciones, presupuesto y manejo del dinero

“Vinimos a ordenar la casa. Somos un canal que les permite evacuar dudas y agilizar muchos procesos. Muchos de los encargados de las juntas no tienen la escolaridad completa y no están informados de cómo son los procesos. Propiciamos la vinculación del sector privado para que los centros puedan aprovechar la responsabilidad social empresarial”, explicó Andrea Cabalceta, gerenta de la Fundación.

Valentin Mora asegura que “ya se defiende solo”.

“Ahora estamos a punto de comenzar la construcción de un anfiteatro y una soda. En eso vamos a ejecutar como ¢75 millones. Todo esto ha sido posible gracias a que aprendimos a trabajar en equipo. Antes se ejecutaba el dinero, pero no con rapidez ni en grandes proyectos. Ahora, lo hacemos rápido y bien”, dijo Mora, quien, orgulloso, contó que el MEP les dio un premio por ser la mejor junta a escala nacional.