Campus permitirá abrir más carreras y atender aumento en la matrícula

Por: Daniela Cerdas E. 18 septiembre, 2016
Actualmente, la Sede del Pacífico de la UCR cuenta con 1.100 estudiantes . | JORGE ARCE/ARCHIVO
Actualmente, la Sede del Pacífico de la UCR cuenta con 1.100 estudiantes . | JORGE ARCE/ARCHIVO

En el primer semestre del 2017, la Universidad de Costa Rica (UCR) estrenará la primera etapa de su nuevo campus ubicado en Nances de Esparza, en Puntarenas.

Se trata de un edificio complementario de la sede del Pacífico Arnoldo Ferreto Segura, que se encuentra en barrio El Cocal, a unos dos kilómetros del centro de Puntarenas.

El aumento de estudiantes motivó la construcción de esta edificación, cuyas obras finalizarán en octubre. La matrícula creció de 614 alumnos en 2007 a 1.100 en 2016.

Este nuevo edificio contará con un área de 864 m², albergará la carrera de bachillerato y licenciatura en Informática y Tecnología Multimedia, además de laboratorios, aulas, estudios de video, audio y fotografía.

Según informó la UCR, el campus permitirá la apertura de nuevas carreras, principalmente en el área de las ingenierías y las ciencias básicas.

“Hemos tenido un significativo aumento de población en los últimos cinco años, por lo que la apertura de nuevas instalaciones de la sede del Pacífico, en Nances de Esparza, responde a una necesidad objetiva y urgente para desarrollar nuestro quehacer académico y de acción social”, explicó Miguel Alvarado, director de esta regional.

Henning Jensen, rector de la UCR, manifestó que el campus actual no reúne el espacio ni las condiciones para albergar a tanta población.

“La capacidad actual de la sede es para una matrícula de 500 estudiantes. Se ha triplicado esa capacidad”, dijo Jensen, quien añadió que el nuevo campus se ubica a 20 kilómetros de la sede del Pacífico.

La UCR informó de que en los próximos años se construirán tres estructuras más: una de ellas para la carrera de Ingeniería Eléctrica, otra como recinto para aulas y una más para el personal administrativo.

Actualmente, está en análisis el inicio de las obras de las instalaciones deportivas que incluyen una cancha de fútbol, vestidores y una pista de atletismo.

En 2013, se aprobó la compra de dos terrenos para este campus, que tienen una extensión total de 151.761 m². El costo de estas propiedades fue de ¢700 millones.

El rector dijo que para la construcción de la primera etapa de esta iniciativa se contó con un presupuesto de $1 millón. Lo que resta del proyecto se seguirá levantando por etapas.

Etiquetado como: