Oficiales también darán atención prioritaria a 83 instituciones educativas, 4 más en comparación con el curso lectivo del 2013

Por: Manuel Herrera 4 febrero, 2014

Los oficiales de la Policía de Tránsito usarán radares láser con cámaras para controlar el exceso de velocidad frente a algunos centros educativos ubicados en zonas de alto flujo vehicular.

Son ocho las escuelas que se vigilarán a través de ese plan piloto, que iniciará el próximo lunes y se extenderá por una semana.

Pedro Castro, ministro de Transportes, dijo que los controles se realizarán en instituciones de todas las regiones del país entre las 6 a. m. y las 8 a. m.

Tres de las centros educativos que serán monitoreados son la Escuela Ricardo Jiménez, ubicado cerca del Hospital de las Mujeres (en San José); la Escuela Nances, en Esparza de Puntarenas; y la Escuela Universidad de Costa Rica, en Turrialba, Cartago.

A parte de esas escuelas, la Policía de Tránsito también dará atención prioritaria a 83 instituciones educativas, 4 más en comparación con el curso lectivo del 2013.

En esas instituciones la vigilancia se dará en horas de la mañana, al medio día y al final de la tarde.

Tránsito mantendrá controles ocasionales frente a otras escuelas con el objetivo de atender a la mayoría de los centros educativos del país.

La mayoría de busetas para estudiantes tienen capacidad de trasladar 12, 15 o 40 muchachos. | ARCHIVO
La mayoría de busetas para estudiantes tienen capacidad de trasladar 12, 15 o 40 muchachos. | ARCHIVO

Las inspecciones se basarán en verificar que los transportistas de estudiantes cumplan con los requisitos para brindar el servicio, controlar el transporte informal y el cumplimiento a la ley de tránsito.

Silvia Bolaños, viceministra del Ministerio de Obras Públicas y Transportes (MOPT), dijo que se ideó un plan de trabajo formativo para aplicarlo en escuelas y colegios.

Por su parte, Germán Marín, director de la Policía de Tránsito, manifestó que el operativo de entrada a clases incluirá sanciones para quienes se resistan a respetar la ley y poner en riesgo la vida propia y de otras personas.

El Ministerio de Educación Pública programó para el 10 de febrero el inicio del curso lectivo del 2014.