Por: Alberto Barrantes C. 1 septiembre, 2014
MAYELA LÓPEZ
MAYELA LÓPEZ

La huelga de los educadores, que duró 21 días lectivos, fue su bienvenida al Ministerio de Educación Pública (MEP), en mayo de este año. Desde entonces, la ministra Sonia Marta Mora pasó de ser académica a aprender lecciones de una cartera en la que se encontró gastos superfluos y serios errores de urgente corrección.

¿El MEP forma parte de la finca encharralada del presidente Luis Guillermo Solís?

Efectivamente, también forma parte del país encharralado.

¿Qué fue lo peor que encontró a su llegada al Ministerio?

Por un lado, el histórico problema en el sistema de pagos y por otro lado, el caso del Fondo Nacional de Becas (Fonabe), que es clave porque tiene que ver con equidad. Ese era un problema con más de diez años y creo que la excusa que se ponía para no asumirlo era que la Junta Directiva es un órgano de máxima desconcentración.

”Eso no ha sido excusa para que le entremos al problema de Fonabe, tenemos dos meses para rendir cuentas y proponer acciones para que las fallas no se repitan”.

A usted la recibió una huelga. ¿Cómo está la relación con los sindicatos y cuánto le costó al MEP los 21 días sin clases?

La factura de una huelga siempre es alta. Hay compromiso de directores y maestros de reponer el tiempo, pero hubo un costo altísimo en materia de organización del nuevo equipo de trabajo.

”Perdimos tiempo valioso de planificación. Eso nos ha obligado a trabajar muchas horas al día y no he podido visitar centros como yo hubiera querido, pero ya estamos en una nueva etapa y los resultados no solo son adversos sino positivos. Hay una mejor relación con las organizaciones sindicales y tenemos una relación de respeto.

¿Qué va a hacer para cortar la mala hierba en áreas tan críticas como infraestructura?

Arreglar aulas en mal estado es mi desvelo. Primero, vamos a abrir un proceso para seleccionar a la persona que dirija la Dirección de Infraestructura Educativa, vamos a entrevistar a varias personas y a exigir un alto perfil académico para este cargo.

Es un área urgente, pero está sin líder, por ahora. ¿Qué harán?

La persona que ocupaba el cargo renunció y nombraremos a alguien de forma temporal.

”Queremos planes remediales de urgencia para atender casos graves como el tema de los centros educativos afectados por el terremoto de Sámara, Guanacaste, cuyas cifras de avance son inaceptables. Prácticamente cero avance”.

Estas fallas en infraestructura y poco avance, ¿denotan que direcciones regionales caminan por un lado mientras la sede central del MEP va por otro?

Con el sistema especial de pago, las direcciones regionales jugaron un papel fundamental en el tema de la desconcentración de procesos. Pero, efectivamente, siento una necesidad de mayor conexión y reconozco que la comunicación actual no es suficiente.

¿Qué logros puede rescatar de la pasada administración?

Encontré avances en la reforma de programas de estudio, hubo un esfuerzo de incursionar en áreas que son fundamentales como la nutrición, el programa de sexualidad y afectividad. Sin embargo, aún tenemos retos enormes.

¿Encontró gastos superfluos?

Sí. Se recortaron millones de gastos en publicidad, contrataciones tipo hotel para hacer actividades. Esos gastos no los vamos ni a propiciar ni a avalar; vamos a utilizar los edificios que tiene el MEP.

¿Había algún contrato con un hotel en particular?

Recuerdo que había una posible contratación con un hotel,. pero hicimos el proceso a tiempo para que no se concretara. El contrato era por ¢40 millones. No estamos avalando acciones que no tengan ningún proyecto sustantivo.

De la gestión anterior, ¿qué es lo que más le preocupa?

(Silencio). Creo que ya no tengo ninguna preocupación porque los problemas críticos los tenemos en las manos.

¿Ha sentido que los mandos medios tratan de frenar sus acciones?

Sí, he sentido que en algunos casos nos ha costado muchísimo conseguir información.

¿Esa falta de información es por falta de voluntad?

En algunos casos es que la información no está a mano. Me atrevo, sin embargo, a decir que hay motivación del personal para trabajar.

¿Está obsoleta la forma en que el MEP recluta a sus docentes mediante la Ley de Servicio Civil?

Queremos trabajar en una mejora de los procesos de selección y capacitación de personal. Es un tema que hay que conversar con los gremios. Hace dos semanas generamos una nueva directriz en materia de recursos humanos para tener una bolsa de elegibles, que pueda contrastar la idoneidad de las personas que van a las aulas.

¿Qué va a hacer para mejorar la capacitación de docentes?

Primero hay que trabajar en definir una política integral para actualizar los contenidos de los docentes y que implique el uso de las tecnologías. Es un tema en el que vamos a trabajar con urgencia.

¿Quiere decir que van a desaparecer los cursos del Plan 200?

No vamos a hacer ningún cambio este año, pero se está evaluando hacer cambios, para que sean de uso efectivo y no una pérdida de tiempo, como han manifestado algunos docentes en el mismo Informe del Estado de la Educación .

¿Se siente el cambio en el color de la bandera que gobierna?

En el MEP tenemos una sola bandera que es la de Costa Rica, la del sistema educativo y siento que trabajamos por el bien del país.