Magistrados sostienen que en el 2010 se derogó la normativa que lo permitía

Por: Hugo Solano 19 junio, 2014

La Sala Segunda de la Corte Suprema de Justicia rechazó una gestión del exdiputado liberacionista José Ángel Ocampo, en la que solicitó que se tomaran en cuenta los salarios que percibió como diputado entre el 2006 y el 2010, para mejorar el monto de su pensión del Magisterio.

Según los magistrados, las normas vigentes en materia de pensiones del Magisterio imposibilitan proceder con un reajuste a un pensionado bajo este régimen, considerando sus últimos salarios devengados y otras remuneraciones en el cargo de diputado.

El proceso ordinario lo presentó el educador jubilado ante el Juzgado de Seguridad Social del Primer Circuito Judicial de San José y contra la Junta de Pensiones y Jubilaciones del Magisterio Nacional y el Estado.

El exdiputado liberacionista fungió como vicepresidente de la Asamblea Legislativa durante un año de la segunda administración Arias - Sánchez.
El exdiputado liberacionista fungió como vicepresidente de la Asamblea Legislativa durante un año de la segunda administración Arias - Sánchez.

En un comunicado de la Corte Suprema de Justicia se indica que la Sala Constitucional en un voto del 8 de setiembre de 2010 anuló los artículos 14 y 15 de la Ley General de Pensiones, que permitían esos reajustes.

El 19 de abril de 2006, Ocampo solicitó la suspensión de la pensión a partir de 1.° de mayo de ese año, pues se incorporaba como diputado de la Asamblea Legislativa por un período de cuatro años.

Ocampo cotizó durante ese período al régimen de pensiones y jubilaciones del Magisterio Nacional y, al finalizar el período legislativo, solicitó el reajuste. Sin embargo, la Junta de Pensiones denegó la solicitud por improcedente, según el artículo 116 del Código de Educación.

La Junta de Pensiones del Magisterio y el Estado elevaron el caso ante la Sala Segunda y argumentaron que la jurisprudencia de la Sala ha reafirmado la posición del reconocimiento del mejor salario de los últimos 5 años en el campo de la educación, lo que impide que se le reconocieran al actor los salarios percibidos como diputado de la Asamblea Legislativa.

La Sala Segunda confirmó la sentencia en el sentido de que no podría accederse a las pretensiones de la parte accionante. "Una solución como la que viene planteada no sólo va en contra del principio de legalidad, sino también de los otros principios que imperan en esta materia", puntualiza el documento.

Al respecto, el exdiputado manifestó que no conoce la resolución de la Sala Segunda, pero respetará su decisión. "Para eso vivimos en un país de derecho", afirmó.

En abril de este año la Asociación de Profesores de Segunda Enseñanza (APSE) alzó la voz en el sentido de que cuatro diputados buscaban mejorar la pensión, gracias a sus salarios como legisladores.

(Actualizada a las 9:20 p. m.)