Diagnóstico excluye funciones trigonométricas; incluye probabilidad y estadística

Por: Patricia Recio 19 agosto, 2016
Así serán las pruebas.
Así serán las pruebas.

Seis preguntas de respuesta cerrada, además de problemas de probabilidad y estadística, serán la novedad en la prueba de Matemáticas para bachillerato.

La evaluación se aplicará el 21 de setiembre en los colegios técnicos y el 2 de noviembre en los académicos y nocturnos.

Así se plantearán las preguntas de respuesta cerrada
Así se plantearán las preguntas de respuesta cerrada

Los cambios obedecen a la aplicación de los nuevos programas de esa asignatura que están vigentes desde el 2013 y que en los últimos años se venían aplicando a modo de transición, explicó Pablo Mena, encargado de evaluaciones del Ministerio de Educación Pública (MEP).

Los nuevos planes, dijo Mena, privilegian la resolución de problemas que, además, son asociados mayoritariamente a contextos reales.

Así, en las preguntas de respuesta cerrada, los alumnos deberán resolver el problema y anotar su resultado, a diferencia de las preguntas de selección única donde se les dan opciones y el estudiante marca la que considera correcta.

Esta vez la prueba tendrá 54 preguntas de selección única y seis de respuesta cerrada, sin embargo, paulatinamente, se irá cambiando el formato de los ítems hacia preguntas de mayor desarrollo.

Para este año, además, se excluye el tema de funciones trigonométricas, que quedaron fuera de los programas de estudio actuales. En tanto, se incluirán preguntas de probabilidad y estadística.

El formato de examen de transición solo se mantendrá para los colegios técnicos.

"Pretendemos que la prueba responda a una matemática más aplicada, más cercana a la realidad del estudiante", dijo Mena.

Así se plantearán las preguntas de respuesta cerrada
Así se plantearán las preguntas de respuesta cerrada

El año pasado la promoción de bachillerato en la asignatura de Matemáticas fue de 73,5%, la más baja de los últimos ocho años, según los datos del MEP.

En total 54.966 estudiantes realizarán las pruebas este año.

Cambio de método

Los nuevos programas de Matemáticas se empezaron a entregar en febrero del 2013 tanto a profesores de primaria como de secundaria.

Uno de los principales cambios que incluían era la forma en que se presentaban los temas durante las lecciones.

Ahora los docentes ya no dan una explicación sobre la materia y luego elaboran ejercicios. La nueva dinámica es comenzar con el planteamiento de un problema que los estudiantes deben resolver en grupos, creando fórmulas y estrategias, guiados por el profesor.

Cada grupo deberá exponer sus resultados para que al final de la clase, el docente realice las explicaciones necesarias.

Al inicio, esta metodología generó molestias entre algunos educadores, quienes se quejaban de que el tiempo de las lecciones no alcanzaba para abarcar los contenidos.

A pesar de los reclamos, las autoridades del MEP advirtieron al inicio de este curso lectivo, que los nuevos programas se aplicarían al 100% luego de los dos primeros dos años de aplicación paulatina.