Maestras recibirán capacitación sobre el plan en los primeros seis meses del curso

Por: Alberto Barrantes C. 16 febrero, 2015

Con un nuevo programa de estudio de preescolar, se pretende mejorar las habilidades de lenguaje de los niños para facilitar su transición hacia la escuela.

El plan tiene cuatro unidades que se desarrollan en forma simultánea. Son: conocimiento de sí mismos, interacción con el medio social, comunicación y expresión oral.

Deletrear las vocales y sílabas de manera correcta forma parte de las actividades en las que trabajarán las docentes, para facilitar el proceso de lectura y escritura en primer grado. Los cambios se implementarán este año en 2.381 centros.

Entre las modificaciones que se hicieron, está la redacción de un solo programa para materno y preescolar.

“Antes trabajábamos con programas separados y había muchos vacíos entre la etapa de transición y primer grado. Con el nuevo programa se trabaja un enfoque muchos más constructivista”, destacó Denia Villalobos, asesora de preescolar.

El nuevo programa de estudio de preescolar fue aprobado por el Consejo Superior de Educación (CSE) en abril del 2014.

La modificación del plan era tarea pendiente del Ministerio de Educación Pública (MEP), debido a que la oferta educativa anterior tenía más de una década y requería incorporar los hallazgos más recientes en neurociencia, señaló el último Informe del Estado de la Educación (2013).

Formación docente. Para la ejecución del programa de estudio de preescolar, el MEP prevé una capacitación paulatina de los docentes en seis fases.

El asesoramiento es de carácter teórico-práctico y estará a cargo de los asesores regionales.

El MEP comenzó un proceso de formación para maestras en las direcciones regionales de los Santos y Puriscal (San José); Aguirre, Grande de Térraba y Peninsular (Puntarenas), más Sarapiquí (Heredia).

“El objetivo es comprender la teoría y el abordaje didáctico del programa, para que en el 2016 ya esté implementado por completo. Sí existe una propuesta de asesoría seria y responsable”, afirmó Guiselle Alpízar, asesora nacional de preescolar.

En Costa Rica hay 22.500 niños que inician su contacto con las aulas hasta que llegan a primer grado de escuela. Ese salto drástico de la casa al aula dificulta su adaptación al sistema educativo y al desarrollo de habilidades de lenguaje.

Ese grupo de niños son un 16% del total de menores de cinco y seis años quienes deberían estar en preescolar (138.000 en total), según datos del Departamento de Estadísticas del MEP.

El último Informe del Estado de la Educación anota que la mayoría de niños que no asiste a preescolar vive en zonas rurales y en precarios de la Gran Área Metropolitana (GAM).

Los cantones con mayor cantidad de niños que no estudian son San José, Alajuela y San Carlos.

Para las maestras de primer ciclo, la transición de kínder a primer grado representa un choque muy fuerte para algunos niños.

“El nuevo programa de lectura y escritura de primer grado está diseñado para que el aprendizaje sea una experiencia lúdica; para muchos es un choque y es por eso que preescolar se convierte en una de las etapas más importantes”, dijo Marielos Zúñiga, maestra de primer grado.