Abogan por mayor diálogo, así como por controlar bultos y uso de Internet

 1 febrero, 2016

Con el regreso a las aulas de cerca de un millón de estudiantes de preescolar, escuela y colegio, también vuelven los desvelos de los padres por la inseguridad en las calles o en los propios centros educativos.

La mejor protección, sin embargo, podría estar en la propia casa y consiste en la confianza entre padres e hijos.

Este criterio lo comparten el director de la Fuerza Pública, Juan José Andrade, y Katia Grosser, directora de Vida Estudiantil del Ministerio de Educación Pública (MEP).

“Es importante que los padres tengan claro que la amenaza hacia nuestros hijos es una realidad y solo el esfuerzo de la Fuerza Pública para protegerlos no alcanza”, manifestó el jefe de la Fuerza Pública.

Evitar el tráfico y consumo de drogas, por ejemplo, es más factible cuando entre padres e hijos hay comunicación estrecha y constante.

Una relación cercana también puede evitar que los hijos sean víctimas del grooming , una práctica mediante la cual un adulto se gana la confianza de un menor, para después abusar de él sexualmente.

La Policía recomienda a los padres estar pendientes de la actividad que sus hijos tienen en Internet, y que impidan que niños menores de 15 años tengan perfiles en redes sociales.

Las autoridades hacen estas recomendaciones al tiempo que preparan los protocolos de seguridad para el inicio del ciclo lectivo, el próximo 9 de febrero.

Grosser instó a que los encargados expliquen a los más pequeños los riesgos de viajar solos y de hablar con desconocidos.

Violencia y adicción. Además de los daños que podrían causar otras personas, una relación de confianza en la familia puede reducir el riesgo de que un menor desarrolle adicciones o problemas de violencia.

“Un joven quien está en drogas va a buscar aislarse porque sabe que está haciendo algo incorrecto. Si le gusta el deporte o estudiar con amigos, se aleja. Y si los padres desconocen las actividades y compañías usuales de sus hijos, les va a costar mucho detectar el cambio”, agregó Juan José Andrade.

Debido a los constantes hallazgos de droga, cuchillos y armas en los centros educativos, las autoridades policiales recomiendan a los padres revisar los objetos que sus hijos se llevan en el bulto al salir de la casa y aquellos con los cuales regresan.

Para apoyar en estas labores, el Ministerio de Seguridad Pública implementó la iniciativa Tarea para padres, en la que unas 9.000 personas ya han sido capacitadas para combatir los peligros a los que se exponen los estudiantes del país.

El programa puede ser solicitado por un centro educativo o por un grupo de padres al teléfono 2586 4134. La capacitación se da en todo el país.