Por: Daniela Cerdas E. 5 agosto
52.000 estudiantes de bachillerato realizaron este martes su prueba de redacción y ortografía del MEP. En la mañana, los directores y docentes los recibieron con desayuno, oraciones y discursos para matar los nervios previo a la prueba.
52.000 estudiantes de bachillerato realizaron este martes su prueba de redacción y ortografía del MEP. En la mañana, los directores y docentes los recibieron con desayuno, oraciones y discursos para matar los nervios previo a la prueba.

Con el fin de lograr un enfoque más inclusivo, la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) propuso al MEP reformar el examen de bachillerato para que este reconozca las debilidades y fortalezas de cada estudiante y que no todos por igual tengan que someterse a la misma prueba.

Andreas Schleicher, director de Educación y Habilidades de la OCDE, presentó este jueves el informe Revisión de políticas nacionales de educación en Costa Rica, que evalúa las prácticas del país en este ámbito, como parte del proceso para ingresar a ese organismo. Allí, aparte de señalar la 'poca mejora' en estudiantes ticos pese a la alta inversión , recomendó la necesidad de hacer un tranformación de esta prueba.

"Es muy importante que el bachillerato reconozca las fortalezas de los estudiantes. Se debe reconocer que los alumnos tienen diferentes destrezas", dijo Schleicher en la presentación del estudio

El informe explica que la prueba debe reflejar la reforma curricular que el MEP ha implementado que se enfoca en el desarrollo de habilidades con énfasis en la resolución de problemas y de desarrollar un pensamiento crítico. Sin embargo, actualmente, las pruebas nacionales responden al antiguo modelo pedagógico.

Según la OCDE el requisito de que los estudiantes deban aprobar todas las materias para obtener un título de bachiller "debe abolirse" en favor de un título que reconozca los logros en materias individuales, de manera que aquellos que hayan pasado el examen de bachillerato en algunas materias, "reciban el reconocimiento".

"El potencial del nuevo plan de estudios para mejorar la participación estudiantil también se ve entrabado por el examen final de bachillerato. El hecho de que todos los estudiantes deban aprobar todas las materias del examen para que se les otorgue el diploma y puedan ingresar a la universidad, no es una motivación para quellos que tienen dificultades para permanecer en el centro educativo", explica la Organización.

También recomendó la posibilidad de la creación de una evaluación alterna al bachillerato para los estudiantes de "alto riesgo".

En la últimas pruebas nacionales, del 2016, se logró que la promoción en las pruebas nacionales de bachillerato fuera la más alta de los últimos 16 años. La promoción nacional fue de 73,26%; en el 2000 se ubicó en 61,53%.

Sobre la propuesta de la OCDE de reformar bachillerato, el MEP informó que ellos avanzan hacia un nuevo modelo de las pruebas de bachillerato centrado en la evaluación por habilidades. En las pruebas nacionales del 2016, por primera vez, los estudiantes aplicaron la prueba de Matemáticas que ya reflejaba ese cambio del modelo de habilidades.

El año pasado, la promoción en Matemáticas, tuvo una leve mejoría con respecto al 2015. El 77,56% de los 40.591 alumnos que aplicaron esta prueba, la pasaron. En 2015, ese porcentaje fue de 73,47%.

"Los planes de esudios se han aprobado para iniciar en 2017 y 2018 y vamos a confrontar un cambio muy grande en las pruebas de bachilerato. Ya empezamos con Matemática, en 2016. (Ese examen) tuvo un conjunto de ítemes de desarrollo y resoluciones de problemas que es mucho más complejo, requiere un gran cambio y preparación de nuestros expertos en evaluación. De hecho, el equipo de OCDE va a tener un taller con nuestra Dirección de Gestión de la Calidad, porque en el campo de evlauación de los aprendizajes, es un campo donde lo países en el mundo estan dando grandes saltos y Costa Rica no es la excepción, motivados por nuestra ambiciosa, así llama el informe, transformación curricular", explicó la ministra de Educación, Sonia Marta Mora.

El diputado del Partido Unidad Social Cristiana (PUSC), Luis Vázquez, presentó, a finales del año pasado, un recurso de amparo con el fin de eliminar los exámenes de bachillerato.

La Sala IV resolvió, en mayo de este año, que no le compete determinar si la prueba debe mantenerse o eliminarse, pero ordenó al MEP implementar un plan para ayudar a los alumnos que reprueben los exámenes de bachillerato.

Etiquetado como: