Especialización, uso de tecnologías y segundo idioma, los hacen más atractivos

Por: Alberto Barrantes C. 13 abril, 2015

En el mar de graduados que produce Costa Rica cada año, los empleadores prefieren salir a pescar a aquellos que salen con título de técnico bajo el brazo.

La especialización, el manejo de tecnologías y de un segundo idioma aumentan sus posibilidades de conseguir cupo en un mercado laboral donde compiten más de 50.000 de graduados por año, según el Consejo Nacional de Rectores (Conare).

Pese al interés empresarial, la cacería de empleados no es sencilla. Según el estudio Escasez de Talento (2014) que hizo la firma internacional Manpower, el 51% de 620 empleadores costarricenses consultados asegura no encontrar profesionales idóneos para desempeñar las tareas que requiere su empresa.

Los empleadores afirman que los candidatos carecen de competencias técnicas y un 13% critica que los empleados quieren ganar más del sueldo ofrecido.

El uso de tecnologías y la experiencia laboral previa que reciben los estudiantes de grados técnicos del INA facilitan su inserción al mercado laboral. En la fotografía, Joan Hernández estudiante de Mecánica de Precisión del Instituto Nacional de Aprendizaje (INA), en San José. | JOSÉ CORDERO.
El uso de tecnologías y la experiencia laboral previa que reciben los estudiantes de grados técnicos del INA facilitan su inserción al mercado laboral. En la fotografía, Joan Hernández estudiante de Mecánica de Precisión del Instituto Nacional de Aprendizaje (INA), en San José. | JOSÉ CORDERO.

“No es suficiente el número de técnicos que gradúa el país. Hay que hacer un adecuado balance entre oferta y demanda”, manifestó Ronald Jiménez, presidente de la Unión Costarricense de Cámaras y Asociaciones del Sector Empresarial Privado (Uccaep).

Más buscados. Los puestos que más se requieren están vinculados a las áreas de manejo de tecnologías de la información, programación y trabajo en redes, electricidad y elaboración y ensamblaje de piezas médicas.

Según los datos de la encuesta trimestral de negocios Pulso Empresarial, que hizo la Uccaep sobre el trimestre del 2015, los profesionales graduados de universidades serán los menos contratados durante este año.

Por el contrario, los trabajadores técnicos y semicalificados tienen casi el doble de probabilidades de conseguir empleo.

“Costa Rica venía rezagada en la formación de personal técnico. El paradigma viene cambiando y hay técnicos que salen muy bien preparados. Es necesario que se fortalezca la educación técnica para llenar esa brecha actual sobre lo que piden los empleadores”, dijo Gabriela Chaverri, gerenta país de la firma Manpower.

Además de que los técnicos están en el grupo de los más buscados por los empleadores, también figuran entre los últimos que un patrono despediría si tiene que recortar personal este año.

Formación. En promedio, la matrícula 2015 del Instituto Nacional de Aprendizaje (INA) y de colegios técnicos profesionales del Ministerio de Educación Pública (MEP) suma 228.100 alumnos.

“Hay que cambiar el mito de que el estudiante que sale de un técnico es para responder llamadas por teléfono”, manifestó el presidente de la Uccaep.

Para Minor Rodríguez, presidente ejecutivo del INA, otro mito que hay en el país es que el técnico es mano de obra barata.

“Hay graduados que se colocan en empresas que les pagan salarios muy dignos. Otros se dedican a su propia empresa y también les va bien. No se puede generalizar cuando se habla de salarios”, aseveró Rodríguez.

La oferta laboral para quienes se gradúan de técnicos, se concentra, en su mayoría, en la Gran Área Metropolitana (GAM).

Los alumnos en formación técnica también consideran que reciben herramientas para conseguir empleo más rápido o montar su propio negocio.

“Tengo conocidos que se gradúan de universidades, pero no tienen trabajo o se dedican a otra cosa. Uno cuando entra aquí sabe que las posibilidades de estar desempleados son bajas”, afirmó Pablo Vega, alumno del INA.