Alumnos de décimo, undécimo y duodécimo recibirían lecciones para requisito de licencia

Por: Daniela Cerdas E. 20 febrero

Los alumnos de décimo, undécimo y duódecimo año de los colegios del país recibirían el curso teórico de manejo en las aulas, según un compromiso adquirido por el Ministerio de Educación Pública (MEP) y que fue anunciado este lunes por la Defensoría de los Habitantes.

El acuerdo del MEP es una respuesta a la solicitud que le hizo la Defensoría sobre la obligatoriedad de incluir este curso en el colegio y de impartir educación vial en preescolar, escuela y colegio, tal como lo establece el artículo 217 de la Ley de Tránsito .

Para la Defensoría, la violencia en las calles obliga a "redoblar esfuerzos" para dar educación temprana y sostenida.

Un estudio hecho por este órgano determinó que e l cumplimiento de la Ley de Tránsito por parte del MEP, ha resultado "insuficiente y tardío", ya que aún se encuentra en proceso de estructuración y se proyecta que entre en funcionamiento en el segundo semestre de este año, es decir, cinco años después de la promulgación de la ley.

Por este motivo, solicitó al MEP emprender acciones para hacer cumplir la ley.

Alicia Vargas, viceministra académica del MEP, envió en una carta dirigida a la Defensoría , en la cual daba respuesta a las recomendaciones que hizo este último órgano para que se cumpliera la Ley de Tránsito; entre estas, emitir una circular que establezca la obligatoriedad en la observancia del programa educativo en seguridad vial y la adopción de acciones para el establecimiento y ejecución del curso dirigido a la obtención de la licencia de conducir para décimo, undécimo y duódecimo año.

El depósito de motos de la Policía de Tránsito en Pavas, San José, evidencia la cantidad de esos vehículos que la Policía decomisa por diversos incumplimientos en nuestras carreteras.
El depósito de motos de la Policía de Tránsito en Pavas, San José, evidencia la cantidad de esos vehículos que la Policía decomisa por diversos incumplimientos en nuestras carreteras.

El MEP aseguró a la Defensoría que ha implementado acciones en seguridad vial en los programas de estudio y en materia de capacitación docente, la Defensoría no lo considera de esa forma.

"Llama la atención de la Defensoría que no existe una disposición clara acerca de la obligatoriedad de implementar dicho Plan (de educación vial), sino que se limita a la buena disposición e interés de las y los funcionarios de los centros educativos del país", dijo el órgano adscrito a la Asamblea Legislativa.

A pesar de que la Defensoría anunció los compromisos adquiridos por el MEP, entre estos, el curso de manejo, Rosa Carranza, directora de Desarrollo Curricular del MEP, dijo a este medio que no se iba a referir a estos porque eso es competencia del presidente de la República, Luis Guillermo Solís.

Carranza negó que no existiera obligatoriedad de implementar la seguridad vial en las aulas y que el Ministerio está comprometido con ese tema desde hace "muchos años".

"Nosotros lo tenemos como obligatorio dentro de los otros programas de estudio no como otra asignatura aparte. En Vida Cotidiana, antes Educación para el Hogar, hay toda una unidad de seguridad vial. En Artes Industriales una dedicada a las biciletas y otra a los autos", explicó la funcionaria.

Carranza añadió que en educación para adultos se incluyó el curso teórico de manejo de forma opcional y que la educación vial se da desde preescolar hasta secundaria.

El Ministerio, además, le informó a la Defensoría sobre acciones a emprender para el cumplimiento del artículo 217 de la Ley de Tránsito y estableció un cronograma de actividades. Según este, el 28 de febrero comenzará a adoptarse las acciones.

Aparte del estudio teórico para obtener el permiso de conducir se realiza un examen práctico en instalaciones de la Dirección de Educación Vial de todo el país.

Datos del Cosevi y de la Policía de Tránsito, revelan que enero reportó la mayor cantidad de muertes en carretera registradas en ese mes en los últimos cinco años, con un total de 43 personas fallecidas. Asimismo, en el 2016 se produjeron la mayor cantidad de muertes de los anteriores cinco años, situación que se atribuye a la conducción temeraria, uso de licor e imprudencias para evitar presas, así como a la falta de policías de Tránsito.

Si se toman en cuenta esos datos, en cuestión de tres años, la tasa de mortalidad por percances en carretera subió de 5,39 por cada 100.000 habitantes a 9,16 entre el 2013 y el 2016. La tasa sería mayor si se suman los fallecidos en hospitales.

La mayoría de víctimas mortales viajaban en motocicleta. Un estudio realizado por estudiantes de la Escuela de Estadística de la Universidad de Costa Rica (UCR) revela que la mitad de los usuarios de ese vehículo no tienen licencia.