Será un proceso gradual, que empezará con un 10 de la prueba en el 2016.

Por: Steven Oviedo 1 septiembre, 2015

Redacción

En el 2020, la mitad de la prueba de bachillerato en Matemáticas será de desarrollo.

Según explicó Lillian Mora, directora de Gestión y Evaluación de la Calidad del Ministerio de Educación Pública, lo que se pretende es que los alumnos tengan capacidad de resolver problemas y evitar la elección de respuestas al azar.

Este cambio en el examen más temido de bachillerato iniciará de manera gradual el próximo año, cuando los estudiantes afrontarán un 90% del examen con los ítems de opción múltiple y un 10% será de desarrollo de problemas.

El rendimiento en pruebas bajó en últimos 10 años. | RAFAEL MURILLO
El rendimiento en pruebas bajó en últimos 10 años. | RAFAEL MURILLO

Cada año, hasta llegar al 2020, se incluirá un 10% más de desarrollo hasta que la mitad del examen llegue a ser de solución de problemas.

"A partir del próximo año entra en vigencia el plan de estudios completo de Matemáticas. Nosotros estamos en la obligación de acogernos al nuevo sistema de evaluación y lo vamos a hacer paulatinamente", explicó Lilian Mora, Directora de Gestión y Evaluación de la calidad del MEP.

Para el año 2020 la prueba se realizará en dos partes, tal como sucede con Español, que tiene una primera prueba de Redacción y Ortografía. En el caso de Matemáticas, se prevé que los alumnos harán a mediados de año la parte de desarrollo y posteriormente la parte de opción múltiple.

Estos cambios obedecen a un proceso de transición que ha venido realizando el MEP en los temarios de Matemáticas desde hace tres años, en el cual se prioriza que los alumnos entiendan mejor la materia y que sean capaces de interpretarla.

"Se busca que el estudiante sea capaz de analizar por sí mismo, que no sea que le damos cuatro opciones y batee. Que el estudiante sea capaz de ir analizando e ir ampliando otras formas de trabajar", añadió Mora.

Para la evaluación de esta parte del examen de bachillerato, el MEP analiza la opción de capacitar a profesores pensionados para que colaboren con la calificación de las pruebas.

El hecho de que las pruebas tengan desarrollo no afectará que los estudiantes reciban los resultados en las épocas normales de entrega, pero la calificación de las mismas duraría dos o tres meses cuando se llegue al 50%.

En las pruebas de bachillerato que se realizaron el año pasado, el 77% de los colegios obtuvo un promedio inferior a 70 en las notas de sus estudiantes en el examen de Matemáticas.