Disgusto por zonas lejanas y peligrosas motiva mayoría de rechazos

Por: Daniela Cerdas E. 26 marzo
Aumnos de La Unión de Pococí se manifestaron en la vía a Limón, por la falta de maestros, a un mes de iniciado el curso lectivo. | REINER MONTERO
Aumnos de La Unión de Pococí se manifestaron en la vía a Limón, por la falta de maestros, a un mes de iniciado el curso lectivo. | REINER MONTERO

La renuncia de 3.000 docentes durante los dos primeros meses del presente curso lectivo activó las luces de alarma en el Ministerio de Educación Pública (MEP).

Dicha cifra ya se acerca, en tan corto tiempo, a la cantidad total de educadores que desistieron de sus nombramientos durante todo el 2016 (4.853) y el 2015 (4.068).

“Año con año se incrementan más (las renuncias), pero este año ha sido exorbitante. Esto obliga a la administración a correr para tener docentes nombrados. En promedio, tardamos poco menos de tres días en hacerlo”, explicó Yaxinia Díaz, directora de Recursos Humanos del MEP.

Las principales causas de renuncia, tanto a plazas interinas como en propiedad, son la lejanía del centro educativo respecto al lugar de residencia del docente, la peligrosidad de la zona asignada, licencias o incapacidades.

Quienes renunciaron este año prefirieron continuar como interinos, o bien, quedarse en el lugar en donde laboraban en el 2016. Otros más, que no estaban en esas posiciones, seguirían sin trabajo.

El Ministerio ya llenó la mayoría de plazas vacantes gracias al registro de elegibles del Servicio Civil.

Allí están enlistados los profesionales seleccionados para participar en concursos para trasladarse a otro lugar de trabajo, obtener una plaza en propiedad, o educadores que buscan empleo.

Llamado. Yaxinia Díaz, del MEP, solicitó al personal que cuando se postule en un concurso, especifique bien a cuáles zonas quiere ir “para no quitarle el campo a otros”.

“Apelo a la conciencia de los docentes de que si desean participar en el concurso, lo hagan tomando en consideración el interés superior de la educación de los niños.

”Muchos docentes en propiedad concursan para ver qué sale y cuando se dan cuenta que la vacante es en Desamparados, por ejemplo, dicen que no y le quitan el lugar a otra persona”, manifestó Díaz.

Un mes después de que empezó el curso lectivo, el 6 de febrero, madres y estudiantes de La Unión de Pococí se manifestaron para que el MEP nombrara a maestros que aún faltaban en algunas escuelas del lugar

El pasado 18 de marzo, La Nación informó de que ningún docente quería dar clases a 13 niños de la Escuela de Chorreras de Cutris, en San Carlos, por la lejanía del lugar.

El MEP confirmó la renuncia de, al menos, dos docentes. Dos días después, los niños recibieron un nuevo maestro.

Gilberto Cascante, presidente de la Asociación Nacional de Educadores (ANDE), explicó, días atrás, que las renuncias se dan, principalmente, porque los concursantes no saben con exactitud ni pueden escoger con precisión el centro educativo al que quieren ir.

La única posibilidad que tiene es señalar el circuito educativo donde les convendría, pero este puede ser muy amplio.

Etiquetado como: