Plan de estudios actualiza contenidos para dar a profesores más herramientas

Por: Ángela Ávalos 7 noviembre, 2016
Estudiantes de la Escuela de Matemática escucharon la propuesta de la nueva carrera que se impartirá ahí a partir del 2017. Andrea Araya Chacón, directora del Departamento de Enseñanza de la Matemática en esa escuela, fue una de las profesoras que presentó el programa, el 26 de octubre, ante un auditorio lleno. | MAYELA LÓPEZ
Estudiantes de la Escuela de Matemática escucharon la propuesta de la nueva carrera que se impartirá ahí a partir del 2017. Andrea Araya Chacón, directora del Departamento de Enseñanza de la Matemática en esa escuela, fue una de las profesoras que presentó el programa, el 26 de octubre, ante un auditorio lleno. | MAYELA LÓPEZ

En el 2010, casi la mitad de los profesores que prepararon a los estudiantes para el examen de bachillerato, perdieron una prueba de Matemáticas con preguntas similares a las que planteaban a sus alumnos.

El único diagnóstico de este tipo que ha hecho el Ministerio de Educación Pública (MEP) desde entonces, arrojó un 48% de reprobación entre los 1.733 docentes que hicieron esa evaluación. Quienes la fallaron se habían formado en universidades privadas.

Para nadie es un secreto que esa disciplina es la de más bajo rendimiento en las pruebas nacionales, con niveles de aprobación que rondan entre 60% y 70%.

Los costarricenses también quedan en los últimos puestos en mediciones internacionales. La última prueba PISA, del 2012, (Programa para la Evaluación Internacional de los Estudiantes, que mide los conocimientos de jóvenes de 15 años), reveló un atraso del país equivalente a más de dos años comparado con naciones de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE).

Estas deficiencias históricas que arrastra el país en Matemáticas llevaron a la Universidad de Costa Rica (UCR) a aprobar la apertura de una nueva carrera, Educación Matemática, a partir del 2017, en un intento por reforzar la formación de profesores encargados de enseñar esta disciplina.

"Hay una situación real: las deficiencias en Matemáticas generan al país una población con un nivel de conocimiento y razonamiento matemáticos deficientes. Esto justifica la nueva carrera", Bernal Herrera, vicerrector de Docencia UCR.

El vicerrector de Docencia de esa universidad, Bernal Herrera Montero, confirmó la resolución del 7 de octubre pasado, que deja en firme esta apertura.

La UCR, dijo, mantendrá la carrera de Enseñanza de la Matemática en la Escuela de Formación Docente, que se ha enfocado en formar profesores de colegio como parte de su oferta de carreras compartidas.

Educación Matemática, para la cual se abrió la matrícula, promete ampliar el abanico de posibilidades laborales para los futuros estudiantes a la investigación en esa disciplina, y a la enseñanza en secundaria y universidad, con posibilidad de asesorar a profesores que ejercen actualmente.

Ricardo Poveda Vásquez, es profesor de esta materia desde el 2001.

"Lo que ha sucedido siempre es que existe una facultad de Educación y otra de Matemática que dan sus disciplinas. Uno, como docente, tiene que ver cómo juntar estas dos áreas. Lo que está sucediendo en la UCR también se está dando en la Universidad Nacional (UNA), donde hay una reestructuración de la carrera de la Enseñanza de la Matemática a partir del próximo año y que también va en ese sentido", contó.

Según Poveda, quien actualmente da clases en el nocturno del Liceo Alfredo González Flores, en Heredia, las universidades se están dando cuenta de que la ecuación que han aplicado no funciona.

"Es necesario que haya didácticas generales pero también es importante que en la formación inicial haya didácticas específicas; por ejemplo, cómo enseñar geometría. Lo que se espera es tener futuros docentes preparados para esta reforma y para cualquier otra que venga. Esos cambios benefician la enseñanza y reducen la 'matefobia'", aseguró el docente, quien también participa en la implementación del nuevo programa del MEP en Matemáticas.

"Es necesario que haya didácticas generales pero también es importante que en la formación inicial haya didácticas específicas; por ejemplo, cómo enseñar geometría", Ricardo Poveda Vásquez, profesor de Matemáticas.
Pulso

Aunque el nacimiento de esta carrera generó un pulso dentro de la UCR entre Matemática y Formación Docente, Herrera asegura que cada unidad desarrollará su programa sin interferir con la otra."La UCR desea ampliar los perfiles de recurso humano que pone a disposición del país en este tema tan delicado de la educación y la enseñanza de las Matemáticas", sostuvo el vicerrector.

Según Andrea Araya, directora del Departamento de Enseñanza de la Matemática, en la Escuela de Matemática, los resultados académicos de los últimos años revelan la urgencia de mejorar la formación docente.

"El profesor de la nueva carrera tendrá un conocimiento especializado en didáctica de la Matemática", dijo Araya, una habilidad que no ha sido desarrollada antes y que, agregó, dificulta dar el paso de la teoría a la práctica.

La propuesta fue presentada a los estudiantes el 26 de octubre, tras la resolución favorable de la Vicerrectoría de Docencia, que se basó en una recomendación del Centro de Evaluación Académica (CEA), de la UCR.

Según el análisis de la propuesta, presentado a la vicerrectoría, "(...) se determina la necesidad de pensar en un modelo de formación que incluya un encuentro sobre lo que es la matemática y para qué, una confrontación con los nuevos conocimientos matemáticos con el conocimiento escolar (...) y una articulación más profunda entre el conocimiento matemático y el conocimiento didáctico".

El programa, de cinco años de duración con bachillerato y licenciatura, busca un profesional que se pueda desarrollar en tres campos: la docencia en secundaria y universidad; la investigación y las asesorías a profesores que necesitan actualizar sus conocimientos en esta disciplina.

"En el Congreso universitario se denunció que el modelo administrativo de la carrera es inoperante y obsoleto. Tanto, que no permite actualizar la carrera. Así se han formado generaciones de generaciones", Floria Arias Tencio, quien coordinó diseño de nueva carrera.

Carmen Liddy Fallas, directora de Formación Docente, asegura que desde su escuela han procurado actualizar y adaptar los programas y cursos a los nuevos requerimientos de la educación. Desde aquí se defiende el valor de la interdisciplinaridad.

"El sistema está en crisis no solo por la variable de formación de educadores porque nuestros profesores salen con muy buenas bases en educación y en matemáticas. Pregúntele al MEP a quiénes está contratando para dar clases", increpó Fallas.

La coordinadora de la comisión compartida de Enseñanza de la Matemática, Annia Espeleta Sibaja, aseguró que todos los semestres se actualizan los cursos y que el perfil de los nuevos profesionales que necesita el país está en análisis constante. Formación Docente administra diez carreras compartidas. Además de Matemáticas, está Estudios Sociales, Filosofía, Psicología, Ciencias Naturales, Inglés, Francés, Artes Plásticas, Castellano y Literatura y Música.

"Estamos apuntando a una nueva educación que requiere esfuerzos integrados con las universidades", dijo Alicia Vargas Porras, viceministra académica del MEP, sobre la nueva carrera.

Según Vargas, desde la entrada en vigencia del nuevo programa de esta disciplina, en el 2012, se ha capacitado a los docentes de esa materia: 2.500 en secundaria y 20.000 en primaria.

En el 2017, el Ministerio de Educación desarrollará otros en Estudios Sociales para secundaria, y en Ciencias, Inglés y Francés para primaria.

Gilberto Alfaro, director del Sistema Nacional de Acreditación de la Educación Superior (Sinaes), considera crítico el tema de la formación docente.

"Lo que nos interesa no es tener buenos 'enseñadores' de Matemáticas, sino buenos educadores. Es cierto que en el MEP no hay todavía un perfil claro de cómo debe ser ese educador, y esto es de vital importancia", dijo.

El último informe del Estado de la Educación, publicado en 2015, puntualiza en la falta de conocimiento sobre la calidad del cuerpo docente.

Esa investigación afirma que "no solo se sabe poco acerca de las carreras universitarias de las que egresa la mayoría de estos profesionales, sino también por las debilidades del ente rector, que sigue careciendo de mecanismos de selección para contratar a los mejores aspirantes".

Sobre esto, la viceministra académica asegura que la contratación del personal no está en manos del MEP, sino de la Dirección General del Servicio Civil.

"Desde el inicio de esta administración, propusimos un proyecto de ley para reformar al Conesup (Consejo Nacional de Enseñanza Superior Universitaria Privada), donde una de los principales puntos es la necesidad de que todas las carreras de Educación sean acreditadas. Si se aprueba este proyecto, las carreras de Educación tendrán que acreditarse como requisito previo a las contrataciones que haga este ministerio", dijo Vargas.