21 agosto, 2016
Joven será trasladado de colegio. | FOTO CON FINES ILUSTRATIVOS. ARCHIVO.
Joven será trasladado de colegio. | FOTO CON FINES ILUSTRATIVOS. ARCHIVO.

El martes de la semana anterior, solo 15 días después de haber llegado al Liceo San Miguel de Desamparados, un estudiante de 12 años resultó gravemente golpeado en su rostro, luego de que un compañero lo empujara, lanzándolo contra el suelo del gimnasio.

Así lo relató Mayela Tiffer, subdirectora de la institución, para quien el hecho fue producto de una discusión del momento entre los dos alumnos.

“Este muchacho no tenía problemas con ningún estudiante. Orientación no tiene ninguna denuncia por parte de la mamá, ni el muchacho se había acercado a decir que sufriera bullying ”, aseguró Tiffer.

No obstante, Vanessa Fallas, madre del menor golpeado, sospecha que su hijo sí estaba sufriendo violencia en el colegio.

“Yo le noté un cambio total. Él me decía que no pasaba nada, pero tenía nervios, no podía dormir, no quería que lo dejara solo, y dos días me dijo que estaba enfermo, para no ir a clases”, relató Fallas.

La madre del menor considera que la actitud de su hijo no se debió al cambio de colegio, ya que él estaba acostumbrado a adaptarse. Por ello, estaba analizando pedir ayuda a los orientadores de la institución.

El joven, quien cursa el sétimo año, pasó tres días internado en el Hospital de Niños, y ahora se recupera en su casa. Fallas explicó que lo matriculará en otro colegio, para no exponerlo a más agresiones.

Ella aseguró que ya interpuso una denuncia ante el Organismo de Investigación Judicial (OIJ), y que su hijo también está recibiendo atención de la Contraloría de Derechos Estudiantiles, del Ministerio de Educación Pública (MEP).

Tiffer informó de que según el protocolo del Ministerio de Educación Pública (MEP), la institución cuenta con 10 días para definir las medidas a tomar con todos los involucrados, respetando el derecho a la educación del alumno agresor.

Ileana Rojas, coordinadora del programa Convivir, del MEP, explicó que para que una situación se catalogue como bullying deben ocurrir agresiones constantes de parte de otro estudiante. Si es un hecho aislado se atiende solamente como un acto de violencia.