Colegio donde estudia la menor también solicitó precaución a padres

Por: Sofía Chinchilla C. 8 septiembre

La madre de una escolar de un centro educativo privado alertó mediante un audio que circula en grupos de WhatsApp, sobre un desconocido que llamó a su casa en dos ocasiones y solicitó información de la menor de edad.

Con gran preocupación, ella relata que el individuo llamó desde un número privado y se hizo pasar por el papá de una supuesta amiga. Con esa excusa pidió hablar con la menor.

También preguntó por la hora a la que llegaba la niña a la casa, así como por su talla de ropa, con el pretexto de querer darle un regalo.

"Le dije que nada tenía que estar haciendo llamando a una menor de edad. Me insistió en que necesitaba hablar con ella, le pregunto de qué tiene que hablarle y me dice: 'eso es entre ella y yo', y como yo sé que mi hija no tiene redes sociales, no tiene ni celular, ni nada, es imposible que se haya contactado de alguna manera", explicó la mujer en el audio.

"Al final, como yo lo seguí amenazando para ver qué información me daba, el señor se aburre, me dice vieja loca y cuelga. Esta mañana me fui al juzgado a poner la denuncia y ahí me dan la mala noticia. Me cuentan que sí, que lamentablemente es una nueva modalidad que se está dando en el área y que debe ser una red de pornografía infantil", agregó la madre.

El Organismo de Investigación Judicial (OIJ) informó de que ha recibido reportes de hombres que llaman a casa y piden información sobre niños y jóvenes y, al no conseguir hablarles directamente, solicitan información sobre ellos.
El Organismo de Investigación Judicial (OIJ) informó de que ha recibido reportes de hombres que llaman a casa y piden información sobre niños y jóvenes y, al no conseguir hablarles directamente, solicitan información sobre ellos.

Esteban Chacón, funcionario de la Dirección Legal del Colegio Británico, donde estudia la menor, confirmó que el audio lo envió la madre de una de sus estudiantes a los grupos de WhatsApp de la institución, con el objetivo de alertar a las demás familias.

"La Dirección General de la Institución Colegio Británico de Costa Rica, al recibir el mensaje, procedió a revisar su base de datos y los sistemas de seguridad que la protegen, y determinó más allá de cualquier duda, que no había sido invadida de modo alguno", informó Chacón.

El Colegio también emitió un comunicado en el cual le pide precaución a los padres de familia.

"Por favor instruya a sus hijos, servidores domésticos y otras personas en su hogar, y adviértales de estos criminales y de la forma en que actúan, para que cuelguen de inmediato a personas desconocidas con estos comportamientos, e instrúyalos para que nunca faciliten información personal vía telefónica, bajo ninguna circunstancia", dice el documento.

El Organismo de Investigación Judicial (OIJ) informó de que ha recibido reportes de hombres que llaman a casas y piden información sobre niños y jóvenes y, al no conseguir hablarles directamente, solicitan información sobre ellos. No obstante, la entidad se declara incapaz para actuar a menos que se consume un delito.

"Cabe indicar, que para que un hecho así sea denunciable ante el OIJ, debe haberse configurado un delito, es decir, que el supuesto sujeto que llama a las casas logre hablar con los menores de edad y les solicite intercambio de material audiovisual con carácter sexual o erótico", señaló la entidad.

La recomendación del OIJ, en caso de recibir llamadas reiteradas, es interponer una denuncia ante un juzgado contravencional por "llamadas mortificantes".

Luego de que trascendiera el caso, la Agencia de Protección de Datos de los Habitantes (Prodhab) instó a las instituciones educativas a vigilar que sus bases de datos tienen la protección necesaria para garantizar la seguridad de la información personal de sus estudiantes.

Consejos del OIJ.
Consejos del OIJ.