De 21 designados, 19 nunca han dirigido ministerios o instituciones

Por: Esteban Oviedo, Aarón Sequeira 15 abril, 2014
El presidente electo, Luis Guillermo Solís, levanta un arreglo floral luego de anunciar parte de su equipo de gobierno. Atrás, los ministros designados de Presidencia y Cultura, Melvin Jiménez y Elizabeth Fonseca. | LUIS NAVARRO
El presidente electo, Luis Guillermo Solís, levanta un arreglo floral luego de anunciar parte de su equipo de gobierno. Atrás, los ministros designados de Presidencia y Cultura, Melvin Jiménez y Elizabeth Fonseca. | LUIS NAVARRO

El presidente electo, Luis Guillermo Solís, llevará caras nuevas al gabinete que lo acompañará a partir del 8 de mayo. Ayer, anunció un primer grupo de 21 jerarcas, de los cuales 19 nunca han ejercido cargos de ministros o de presidentes ejecutivos.

La mayoría de los designados proviene de las tiendas del Partido Acción Ciudadana (PAC). Dos terceras partes trabajaron activamente en la campaña.

Los únicos que han sido ministros son el primer vicepresidente electo, Helio Fallas, y el alcalde de Aserrí, Víctor Morales. El primero liderará, además, Hacienda y el segundo, Trabajo.

Ambos fueron jerarcas en gobiernos de la Unidad Social Cristiana (PUSC) antes de pasarse al PAC.

Fallas fue ministro de Planificación de 1990 a 1991, con Rafael Ángel Calderón, y de Vivienda del 2002 al 2005, con Abel Pacheco.

Morales ya había dirigido el Ministerio de Trabajo de 1998 al 2002, con Miguel Ángel Rodríguez.

En cuanto a las caras frescas, Solís escogió a su exjefe de campaña, el obispo luterano Melvin Jiménez, para el Ministerio de la Presidencia. Él será el enlace con la Asamblea Legislativa y con los sectores productivos, gremiales y sociales.

Para el Ministerio de Seguridad, escogió Celso Gamboa, la única figura que hoy forma parte del gobierno de Laura Chinchilla. Él es viceministro de Seguridad, de Presidencia y director de la Dirección de Inteligencia y Seguridad (DIS).

Dos exdiputados del PAC también integrarán el equipo: Elizabeth Fonseca, en Cultura; y Sergio Alfaro, en el Instituto Nacional de Seguros (INS). Y la actual diputada Carmen Muñoz será ministra de Gobernación cuando cumpla la tarea de separar a esta cartera de Seguridad, donde hoy está fusionado. Por ahora, será viceministra.

En Educación, estará la exrectora de la Universidad Nacional (UNA), Sonia Marta Mora; en Ambiente, el académico de la Universidad de Costa Rica (UCR), Édgar Gutiérrez; en Obras Públicas y Transportes, el abogado Carlos Segnini; y en Economía, el economista y asesor legislativo, Welmer Ramos.

Solís dijo que se inclinó por un abogado en Obras Públicas y Transportes (MOPT), en vez de un ingeniero, porque encomendó a Segnini, dirigente de campaña del PAC, la tarea de devolver a ese ministerio la rectoría del sector.

Comercio Exterior lo liderará Alexánder Mora, presidente de la Cámara de Tecnologías de Información y Comunicación (Camtic); Turismo lo llevará el empresario Wilhelm Von Breymann; y Planificación será responsabilidad de la académica y secretaria general del PAC, Olga Marta Sánchez.

La doctora María Elena López Núñez dirigirá Salud; la abogada y nadadora Carolina Mauri se encargará de Deportes; y Alejandra Mora, directora de la Defensoría de la Mujer, será ministra de la Mujer.

El comunicador Carlos Alvarado, miembro del comando de campaña de Solís, será presidente del Instituto Mixto de Ayuda Social (IMAS), con rango de ministro.

Carlos Obregón, exsubgerente de Electricidad del Instituto Costarricense de Electricidad (ICE), presidirá esta entidad; la bióloga Yamileth Astorga liderará Acueductos y Alcantarillados (AyA); y el exdirectivo bancario, Olivier Castro, asumirá el Banco Central, entidad en la cual ya fue gerente.

Solís recomendó a los designados “comprarse unas tenis”, en referencia a que quiere un gran contacto las comunidades. Además, les exigirá firmar un compromiso de ética y, al cabo de un año, les pedirá una rendición de cuentas.

Algunos de los elegidos esbozaron ideas. Morales, por ejemplo, dijo que apoya revisar el veto a la reforma procesal laboral pues, si bien no avala legalizar huelgas en servicios públicos esenciales, sí desea agilizar los procesos judiciales laborales.

Solís terminará de nombrar el equipo el 28 de abril. Todavía faltan entidades como Cancillería, Agricultura, Vivienda, Justicia y Paz, Ciencia y Tecnología, y la Caja Costarricense de Seguro Social.