Llama a ministros del actual Gobierno a tener mesura con últimas decisiones

Por: Esteban Oviedo 5 abril, 2014

Luis Guillermo Solís, candidato del PAC, se dedicará buena parte de este sábado a llamar a las personas que evalúa para formar su gabinete, en caso de que gane mañana la segunda ronda electoral.

Luis Guillermo Solís saluda a Meribeth Durán, quien participaba ayer en una campaña católica para llamar a la gente a confesarse. | MARCELA BERTOZZI
Luis Guillermo Solís saluda a Meribeth Durán, quien participaba ayer en una campaña católica para llamar a la gente a confesarse. | MARCELA BERTOZZI

El aspirante de Acción Ciudadana (PAC) sostuvo que maneja más de una figura para cada cargo de ministro y de presidente ejecutivo.

“Las voy a empezar a llamar este fin de semana”, declaró Solís durante el último recorrido de su campaña: una caminata por la avenida central de San José.

Al consultársele con quién consultaba las decisiones del posible gabinete, respondió: “Con el comando de campaña, principalmente, pero muchas de las horas las paso yo con yo, y estoy asumiendo la responsabilidad. No quiero transferirla a ningún órgano colectivo de manera que, si me equivoco, soy yo quien me equivoco”.

Solís recordó que el primer grupo de jerarcas lo anunciaría el lunes 14 de abril, en Semana Santa, y el segundo, el lunes 21.

Hasta ahora, el aspirante solo ha adelantado su intención de que los eventuales vicepresidentes, Helio Fallas y Ana Helena Chacón, asuman ministerios.

Acompañado por guardaespaldas de la Dirección de Inteligencia y Seguridad (DIS), a los cuales dijo que todavía no se acostumbra, Solís pidió un último esfuerzo a los simpatizantes que lo rodeaban en el bulevar de avenida central.

“Luis Guillermo suba los salarios”, le gritaron por el Mercado Central. “Uy, pero no es tan viejo”, comentó una señora cuando lo vio.

Cerca de la Plaza de la Cultura, una anciana logró acercársele para ofrecerle dulces de eucalipto. Solís metió la mano en la bolsa, tomó dos y se los comió. Eso pasó antes de que una activista católica le ofreciera un folleto y le dijera: “Luis Guillermo reconcíliate”.

En tanto, el candidato también llamó a los jerarcas de la administración de Laura Chinchilla para que tengan mesura con sus decisiones en la recta final de este Gobierno: “No hagan ni un óleo con los recursos ni atropellen decisiones que hay que tomar”.