La pobreza y el desempleo obligan a jóvenes a dejar de ir a clases, según MEP

Por: Daniela Cerdas E. 31 diciembre, 2015

Pese a encontrarse en el Valle Central y a ser zona urbana, Heredia se convirtió en la tercera región con más colegiales fuera de las aulas, tras las vacaciones de medio periodo del 2015.

En julio, esta región, conformada por nueve cantones, registró un porcentaje de deserción del 6,4%, solo superada por las regiones de Nicoya (7,1%) y Grande de Térraba (9,5%), según estadísticas del Ministerio de Educación Pública (MEP).

Gabriela Vargas, directora regional a. i. de Heredia, explicó que en este sector hay más de 30 centros de enseñanza.

Para ella, la pobreza y el desempleo son las principales causas que hacen que los colegiales salgan de las aulas para buscar un trabajo y ayudar a sus hogares.

“Muchos de los estudiantes de los centros educativos provienen de las zonas de Guararí, San Francisco y Los Lagos de Heredia, en donde la pobreza se ha hecho más extrema y hay menos fuentes de empleo. Muchos viven en tugurios o ranchos”, explicó Vargas.

Según la funcionaria, al consultar a los alumnos por qué se salieron del sistema educativo, muchos de ellos afirman que han tenido que meterse a trabajar para ayudarles a sus padres, a quienes no les alcanza el dinero

Los liceos nocturnos son los que registran las cifras más altas de exclusión en la región de Heredia. El colegio Alfredo González Flores es el nocturno que menos alumnos contabiliza en sus listas, luego de las vacaciones de medio periodo del 2015: 235 estudiantes no regresaron más.

Vargas explicó que otros alumnos se salen de los colegios a trabajar, pero no necesariamente abandonan el sistema educativo, ya que optan por realizar sus estudios por medio de la educación abierta, en la cual solo matriculan los exámenes y estudian en casa.

Diagnóstico. Vargas añadió que en la Dirección Regional ya se trabaja en un plan de enmienda para disminuir la deserción. Esta propuesta será realizada por los directores de los centros a fin de definir si es solo la pobreza la causa de la deserción o esta tiene que ver con el centro de instrucción y la forma de dar las lecciones.

La idea es atacar las causas desde el comienzo del próximo curso y, de esta forma, evitar el abandono.

La ministra de Educación, Sonia Marta Mora, manifestó que para el 2016 se van a hacer cambios importantes en los colegios nocturnos, debido a que de los 99 centros educativos –secundaria– que registran mayores porcentajes de exclusión, 48 corresponden a liceos nocturnos.

“Hay un desfase muy importante en lo que el Ministerio ofrece y las necesidades de esta población”, dijo la jerarca.

Los índices más bajos de deserción colegial luego de las vacaciones de julio 2015 se reportaron en Cartago (2,2%), Santa Cruz (2,7%) y Desamparados (2,8%).

El abandono escolar en secundaria aumentó un 0,6% con respecto al 2014. Esto significa, en términos absolutos, que 2.350 estudiantes no regresaron a los colegios, luego del receso de medio periodo lectivo.