Ayuda proviene del Banco Internacional de Reconstrucción y Fomento, de EE. UU.

Por: Hugo Solano 9 julio, 2013

Con un empréstito por unos ¢97.843 millones, ( $200 millones) firmado este martes entre el Gobierno y el Banco Internacional de Reconstrucción y Fomento ( BIRF ), las universidades públicas podrán incrementar las inversiones en la innovación, el desarrollo científico y tecnológico, así como actualizar la administración institucional.

Como parte del mejoramiento institucional se busca ampliar la infraestructura para la enseñanza, el aprendizaje y la investigación, además de actualizar las calificaciones de los docentes, y fomentar la evaluación y acreditación de los programas académicos.

El ministro de Educación Pública, Leonardo Garnier sostuvo que el préstamo con esa entidad del Banco Mundial de los Estados Unidos, tiene como objetivos primordiales impulsar la modernización, ampliar la capacidad de estudiantes en diferentes sectores del país y apostarle a los proyectos de punta que las mismas universidades plantearon como parte de sus necesidades para atender las demandas nacionales.

También se podrá otorgar más becas de posgrados a los profesionales, docentes e investigadores de esos centros de estudio. La firma tuvo lugar en Casa Presidencial, Zapote, según un comunicado de prensa.