Manifestantes y directora de la sede negocian durante la tarde de este lunes

Por: Sofía Chinchilla C. 25 septiembre

Los estudiantes que mantienen tomado el edificio de la Dirección del recinto de San Ramón de la Universidad de Costa Rica (UCR) piden donaciones de comida y abrigo para mantener la protesta.

El grupo cumple cinco días de haberse encerrado en el inmueble, en protesta contra el acuerdo entre el Gobierno y los rectores de las universidades públicas para aumentar en 3,7% el Fondo Especial para la Educación Superior (FEES) para el 2018. Ellos reclamaban más.

"Dado a la cantidad de días de toma de Dirección, se agota el alimento, aunado a las condiciones climáticas, lluvias fuertes y continuas. Es necesario apoyo", dice una imagen que publicaron los manifestantes en su página de Facebook.

Ellos piden "alimentos fáciles de preparar y verduras", sábanas, cobijas y abrigos.

El grupo también expresó su "repudio" contra las autoridades de la sede, pues, según divulgaron en redes sociales, el domingo se cerraron los baños de la universidad.

"Estas medidas arbitrarias, deshumanizadas y mal intencionadas atentan directamente contra la salud de las personas que permanecen dentro de las instalaciones, cuyas necesidades fisiológicas están siendo utilizadas como medidas de presión, desestabilización y coerción de la organización colectiva y autónoma que permanece en la lucha por el FEES junto con la toma de la dirección de la sede Occidente UCR", escribió el grupo en Facebook.

Los manifestantes y Roxana Salazar, directora de la sede, se reunirán durante la tarde de este lunes para negociar los términos para el fin de la protesta, según confirmaron la funcionaria y uno de los alumnos, quien pidió no ser identificado.

Horas antes, un equipo de empleados universitarios se apersonó al edificio para corroborar las condiciones del mismo. Los estudiantes, que se hacen llamar asamblea general autónoma de sede de Occidente (agaso), pusieron las condiciones para permitir el ingreso.

"La agaso se compromete a permitir el acceso al edificio de Dirección con el único propósito de que se verifiquen las condiciones de infraestructura, activos e información ubicados en el mismo. Se acuerda que ningún miembro de la comisión puede tomar fotos, grabaciones ni ingresar bolsos ni objetos que les permitan retirar cualquier activo del edificio", son parte de los términos que leyó una joven, en una reunión que se transmitió en vivo.

Salazar indicó a La Nación que daría detalles sobre la negociación una vez que concluya la reunión de este lunes.

Los estudiantes exigen que el presupuesto nacional para la educación pública se aumente hasta un 8% del producto interno bruto (PIB) y que un 30% del presupuesto de la UCR se destine a las sedes regionales.

Con el aumento del 3,7% para el Fondo en el 2018, las universidades públicas recibirían ¢496.279 millones, el equivalente al 1,38% del PIB. El acuerdo fue tomado por los rectores universitarios y la Comisión de Enlace el 29 de agosto, ahora deberá conocerse y aprobarse en la Asamblea Legislativa.

Este año, se les otorgó un 1,42% del PIB, lo que implicó un aumento de 8,6% con respecto al 2016.