Liceo de Venecia de Matina consiguió una promoción del 100% el año pasado

Por: Diego Bosque 5 noviembre, 2014
Pantalla completa Reproducir
1 de 23

Hoy, Ashley Uriarte irá a hacer el examen de bachillerato de Matemática sin ningún miedo.

La joven, alumna del Liceo de Venecia de Matina, dice estar segura de que afrontará la prueba con la confianza que le ha dado su colegio.

Este pequeño centro educativo, ubicado en medio de plantaciones de banano, consiguió graduar al 100% de su matrícula el año anterior y para este 2014 espera repetirlo.

Ella y sus 32 compañeros son parte de los 52.000 jóvenes que realizarán hoy la temida evaluación.

En el 2012, la promoción del Liceo de Venecia fue de 97% y en el 2011, de 94%.

Para repetir tal éxito, el colegio apostó por mantener al mismo profesor de Matemáticas de los últimos dos años, efectuar pruebas constantes a los alumnos y darles clases de apoyo desde setiembre, incluso en los fines de semana.

“A veces hemos tenido que venir al colegio sábados y domingos. Es cansado, porque uno vive lejos y hay pocos servicios de autobús, pero el esfuerzo vale la pena”, comentó Uriarte, una de los mejores promedios del Liceo.

Para llegar a las aulas, Ashley, vecina de la comunidad de Bananita, debe levantarse a las 5 a. m., caminar cerca de medio kilómetro por una calle de lastre y luego tomar un bus de su pueblo hasta el colegio, en un viaje de aproximadamente 25 minutos.

A menudo, en invierno, ella y sus compañeros se ven obligados a caminar el doble, pues el autobús no pasa debido al mal estado de la carretera.

Sacrificio. Silvia Chavarría, profesora de Matemáticas, es una de las docentes que ha sacrificado sus fines de semana para impartir centros de estudio a los muchachos.

“Yo soy de San Ramón de Alajuela, pero me quedo muchos fines de semana; primero, porque me gusta mucho lo que hago y me apasionan las Matemáticas y mi carrera. A veces, es complicado explicar, siempre me he puesto la meta de que mis estudiantes deben salir muy bien, tienen que ser los mejores”, afirmó Chavarría, quien lleva 10 años de laborar en el Liceo de Venecia.

En el 2013, el Liceo de Venecia obtuvo un promedio de 81,98 en el examen de esta asignatura, mientras su promedio general para bachillerato fue de 89,60, nota que ubicó al colegio en el puesto 105 del ránquin nacional.

“La promoción alta se basa en un trabajo de equipo, tenemos excelentes profesores y se les motiva a trabajar. Yo tengo la dicha de laborar con docentes que están aquí desde hace siete u ocho años. Entonces se crea una identidad”, manifestó Alfredo Brumley, director del Liceo.

“Aquí no tenemos los recursos que hay en colegios en la Gran Área Metropolitana, pero tratamos de poner cariño y mística en lo que hacemos para compensar la falta de recursos”, agregó.

Contraste. A pesar de las limitaciones, la realidad del Liceo de Venecia es muy diferente a la del resto de colegio públicos del país. Según un estudio de la Academia Centroamericana, un 84% de los centros educativos obtuvo una nota promedio inferior a 60 en Matemáticas. A principios del siglo, la media fue de 70.

Según la Dirección de Gestión y Evaluación de la Calidad del MEP, todos los centros de enseñanza del país han bajado sus calificaciones promedio, siendo los públicos y los centros nocturnos los que muestran el peor rendimiento.