Según padres de familia lo único que falta es la colocación de la malla perimetral

 14 julio, 2014

Turrialba.

Estudiantes y padres de familia, cansados de esperar los permisos de funcionamiento, tomaron la mañana de este lunes, a modo de protesta, las nuevas instalaciones del Liceo Experimental Bilingüe de Turrialba.

El liceo ha funcionado desde 1999 en aulas prestadas por Sede del Atlántico de la Universidad de Costa Rica.
El liceo ha funcionado desde 1999 en aulas prestadas por Sede del Atlántico de la Universidad de Costa Rica.

Según los padres de familia, lo único que falta es la colocación de la malla perimetral, pero por un recurso de amparo interpuesto por un turrialbeño ante la supuesta existencia de nacientes de agua, las obras no se han podido finalizar.

"Queremos que la municipalidad y el Ministerio de Salud nos den los permisos y que ya nos dejen operar. No es posible que haya personas (refiriéndose al recurrentes) que quieran atravesar el caballo", comentó Ricardo Vega, de la Asociación de Padres.La desazón y la indignación provocaron que los jóvenes y padres de familia se dirigieran al lugar e ingresaran a las instalaciones, que están ubicadas en las cercanías del barrio Tomás Guardia, al este de la ciudad.

El liceo ha funcionado desde 1999 en aulas prestadas por la Sede del Atlántico de la Universidad de Costa Rica; incluso ya se han graduado 10 generaciones.

"No veo por qué no estar acá; estamos cansados de estar en instalaciones prestadas. El lugar es muy apto", dijo la una estudiante.

Los profesores de la institución no pudieron dar lecciones, ya que los más de 100 alumnos no llegaron al lugar habitual y, por el contario, se mantienen en las nuevas instalaciones esperando una respuesta.

Padres de familia están negociando con la dirección regional del MEP para buscar una salida al problema.