Fraudes consisten en cobrar gasolina y materiales para agilizar obras

Por: Alberto Barrantes C. 4 agosto, 2014
Hay 57 centros educativos en el país que tienen órdenes sanitarias graves. Los recintos necesitan mejoras en su infraestructura, tales como la construcción de aulas, sanitarios o mejoras del sistema eléctrico. | ARCHIVO.
Hay 57 centros educativos en el país que tienen órdenes sanitarias graves. Los recintos necesitan mejoras en su infraestructura, tales como la construcción de aulas, sanitarios o mejoras del sistema eléctrico. | ARCHIVO.

Las necesidades de infraestructura de escuelas y colegios de las zonas rurales propician que grupos de estafadores se aprovechen para solicitar dinero, a cambio de arreglos y materiales.

Los timadores dicen ser ingenieros del Ministerio de Educación Pública (MEP) y amenazan con frenar todo intento de mejoras en el centro educativo, si el director no accede a girar los fondos a sus cuentas.

“No hay ningún tipo de convenio de este tipo. Por ningún motivo, la administración solicita pagos para acelerar trabajos o bien para agilizar el traslado de materiales”, dijo la viceministra administrativa del MEP, Rocío Solís.

Ese tipo de engaños es muy frecuente en zonas alejadas de la capital, debido a que los estafadores se presentan como funcionarios del MEP y ofrecen, a cambio de dinero, construcciones más rápidas y la agilización de trámites.

Como trampa más común, se encuentra la solicitud de transferencias de dinero a una cuenta, para que el camión transportador del material pague la gasolina, así como cobros para la compra de los materiales.

Intentos. Sonia Cortés, directora del Liceo Académico de Sixaola, confirmó un intento de fraude de este tipo en su institución la semana pasada.

“Se presentaron como ingenieros del MEP, bien informados sobre las necesidades reales de la institución, inclusive utilizaron terminología del trabajo”, dijo Cortés .

Los sujetos argumentaron que el centro educativo debería ofrecer mejores condiciones de infraestructura porque unos estudiantes del lugar recibieron un premio en una feria internacional.

“Me dijeron que habíamos salido favorecidos en una rifa para entrega de un material que está en el plantel del Ministerio de Obras Públicas y Transportes. A cambio, requerían un depósito de ¢150.000 para gasolina”, narró Cortés.

Gerardo Badilla, director de Infraestructura del MEP, manifestó que las denuncias sobre supuestas estafas son recurrentes. Agregó que la mayoría de los casos no se eleva a las instancias judiciales a causa de ser considerados como una contravención.

“Mediante oficio , emitido por la Dirección de Infraestructura, desde el 21 de julio de este año, el MEP alertó a la comunidad educativa sobre estos intentos de fraude. La Administración recomienda remitir los casos a la Dirección de Auditoría Interna del MEP y presentar las denuncias correspondientes ante las autoridades judiciales”, comentó Badilla.

El Ministerio de Educación asegura que dentro de las prioridades presupuestarias del 2015 están la atención de órdenes sanitarias y mejoramiento de aulas ubicadas en zonas rurales.