En ambas instituciones se presentaron manifestaciones en contra de las directoras

Por: Steven Oviedo 9 febrero, 2015
Más de 30 padres de familia impidieron el inicio de las clases en la escuela de Manzanillo
Más de 30 padres de familia impidieron el inicio de las clases en la escuela de Manzanillo

Redacción

Los padres de familia de la comunidades de Manzanillo en Limón, y Tárcoles, en Puntarenas impidieron que las clases se iniciaran en sus respectivas escuelas, por las protestas que realizaron en contra de las directoras de ambas instituciones.

En el caso limonense, cerca de 30 padres de familia no dejaron que los educadores ingresaran a la escuela para impartir las lecciones.

Los manifestantes exigen la salida de la directora Verónica Díaz, quien, según los padres de familia, no deja que la escuela progrese y acapara las donaciones que recibe la institución.

Stepahny Gordon, madre de uno de los estudiantes, denuncia que las computadoras del centro educativo no están siendo utilizadas.

Otra de las quejas radica en que como la directora funge a su vez como educadora, la calidad de las clases no es la esperada.

La Nación intentó hablar con Díaz, pero no atendió a la prensa.

En Puntarenas, los papás están en contra de la directora local, María Rosa Núñez.

Cristina Araya, una de las madres de los alumnos, aduce que la directora trata de mala manera a los docentes y a los estudiantes, sumado a que no le permite a los niños disfrutar del servicio de comedor y los alimentos se han puesto en mal estado por negligencia de la directora.

La Nación intentó obtener el criterio de Nuñez, pero no atendió a la prensa. El lugar de Núñez fue ocupado de manera interina este lunes por Olendia Irías, supervisora del Ministerio de Educación Pública (MEP).

En horas de la tarde se estarán reuniendo los padres de familia con autoridades del MEP para tomar una determinación sobre el caso.