Por: Alberto Barrantes C. 3 mayo, 2015
Las aulas de secundaria son, según el Cipac, uno de los sitios donde más se sufre por la discriminación sexual. | MARCELA BERTOZZI.
Las aulas de secundaria son, según el Cipac, uno de los sitios donde más se sufre por la discriminación sexual. | MARCELA BERTOZZI.

Insultos y castigos de profesores y compañeros forman parte de las denuncias de maltrato psicológico y físico que enfrenta la población gay en las aulas de escuelas y colegios.

Es por eso que la ministra de Educación, Sonia Marta Mora, manifestó la necesidad de que los adultos eviten todo tipo de burlas por orientación sexual, en el marco de la celebración del Día contra la Homofobia, el próximo 17 de mayo.

“Llamo a los docentes y al personal administrativo a que trabajemos por construir espacios tolerantes y respetuosos a la diversidad para sacar la odiosa discriminación y los odiosos estereotipos en las aulas”, afirmó la ministra Mora.

El MEP participa en la campaña Educa sin discriminar, en conjunto con el Centro de investigación y Promoción para América Central de Derechos Humanos (Cipac), la Defensoría de los Habitantes y el Sindicato de Trabajadores de la Educación Costarricense (SEC).

“No más chistes peyorativos en las aulas; hay que conseguir un entorno libre de todo tipo de discriminación”, dijo Laura Fernández, directora de Niñez y Adolescencia de la Defensoría de los Habitantes.

El último Informe Nacional sobre Desarrollo Humano (2013), del Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) señala que al menos un 35% de la población costarricense cree que la vida es más difícil si se es homosexual.

Etiquetado como: