Porcentaje de menores de 24 años con títulos de ‘U’ se duplicó en 24 años

Por: Daniela Cerdas E. 25 mayo, 2016
Pese al aumento de los graduados universitarios, el estudio señaló que solo la mitad de los jóvenes que concluyeron el colegio en la última década fueron a la universidad. | FOTO CON FINES ILUSTRATIVOS
Pese al aumento de los graduados universitarios, el estudio señaló que solo la mitad de los jóvenes que concluyeron el colegio en la última década fueron a la universidad. | FOTO CON FINES ILUSTRATIVOS

Costa Rica carece de políticas de empleo definidas para el mediano o largo plazo que busquen asegurar un puesto a quienes sacan un título universitario.

¿Cuántos lo conseguirán? No hay proyecciones, sin embargo, la población menor de 24 años que logra realizar estudios universitarios va en aumento en Costa Rica: pasó de ser el 10% en 1990, al 21% en el 2014.

Este es uno de los hallazgos del estudio realizado por el Programa Estado de la Nación, con apoyo de la Comisión Nacional de Préstamos para la Educación (Conape), en la búsqueda de datos que les permitan desarrollar perspectivas de empleo.

Los datos se obtuvieron al analizar los grupos de población de 15 a 24 años y de 24 a 34 años, con información proveniente de las encuestas de hogares hechas de 1987 al 2014.

Adrián Blanco, secretario ejecutivo de Conape, explicó que cuando hicieron este análisis, no lograron recabar información acerca de las necesidades de recurso humano que tendrá el país en el futuro.

infografia
“Si esa proyección se hubiera hecho hace algunos años, se habría podido determinar el recurso humano que se necesita hoy para atender los requerimientos de las empresas, que va enfocado en ingenierías y carreras técnicas. Hace algunos años, la formación técnica no existía”, señaló Blanco.

Según el funcionario, las actividades económicas con más oferta de empleo en el futuro son finanzas y seguros, servicios médicos y administración.

Interés. Pese al aumento en la cantidad de graduados universitarios, el análisis señaló que solo la mitad de los jóvenes que concluyeron el colegio en la última década fueron a la universidad.

Para Blanco, el interés de sacar una carrera se centró en que los graduados pudieran insertarse al mercado laboral o iniciar un emprendimiento.

“Este estudio sirve para que los centros de formación puedan ir ajustando sus programas a los sectores de actividades económicas que van a tener mayores (oportunidades de) empleos en el futuro”, manifestó Blanco.

En este 2016, el Conape dispuso de ¢31.000 millones para créditos de educación.

Reto. El ministro de Trabajo, Carlos Alvarado, estima que las políticas de mediano y largo plazo para universitarios son un reto.

Destacó los programas que actualmente tiene el Gobierno de permanencia de los estudiantes en las aulas, la capacitación técnica y el fortalecimiento de la enseñanza del inglés.

“Sí hay un trabajo que hacer y es que la oferta académica esté vinculada con el mercado laboral. Hoy, los cupos en las carreras no reflejan las oportunidades del mercado laboral. Para hacer esa vinculación, debe haber un trabajo conjunto entre el Gobierno, el sector privado y los centros de formación”, destacó.

Por otro lado, para Alvarado es positivo el aumento de personas que sacan un título universitario. No obstante, el estudio indica que, pese a los avances, la proporción de gente con título universitario en Costa Rica es relativamente menor a la de Chile y a los demás países de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), ente al que el país aspira a ingresar.

Etiquetado como: