Deficiente formación repercute en el sistema judicial del país, dicen expertos.

Por: Alberto Barrantes C. 15 junio, 2015
El Poder Judicial paga ¢3.700 millones al mes a 2.687 jubilados activos (cifra a setiembre, 2014). El 70% recibe cerca de ¢1,5 millones; el 18% supera ese monto hasta ¢3 millones; otro 11% llega a ¢5 millones y el 1% (25 personas) recibe hasta ¢8,7 millones. | ARCHIVO.
El Poder Judicial paga ¢3.700 millones al mes a 2.687 jubilados activos (cifra a setiembre, 2014). El 70% recibe cerca de ¢1,5 millones; el 18% supera ese monto hasta ¢3 millones; otro 11% llega a ¢5 millones y el 1% (25 personas) recibe hasta ¢8,7 millones. | ARCHIVO.

Solo tres de cada 10 profesionales en Derecho aprueban el examen de ética que aplica el Colegio de Abogados para su incorporación.

Ese mal desempeño es una de las alertas sobre la calidad de graduados, lo que para el presidente del Colegio, Eduardo Calderón, es una 'emergencia nacional' que obliga a revisar el tipo de educación que imparten las universidades.

Entre noviembre de 2014 y abril de 2015, el Colegio aplicó el examen de conocimientos básicos en Derecho a 1.126 personas, de ellos solo el 30% sacó la nota mínima para aprobarlo (80 puntos).

"Preocupa que quienes ya pasaron por una universidad, no tengan la capacidad de responder preguntas básicas de selección única que todo licenciado en Derecho debería conocer. Por año tenemos entre 1.200 y 1.300 abogados que optan por la colegiatura y los datos son alarmantes", manifestó Calderón.

La falla masiva en este tipo de pruebas de conocimientos básicos también ocurre en Medicina. En la primera prueba para optar por una plaza como estudiante de especialidad médica, un 75% de los 2.045 médicos generales que hicieron el examen, lo reprobó.

La directora de la Escuela Judicial, Ileana Guillén expresó que una deficiente formación de los abogados repercute en el Poder Judicial.

"Es preocupante y por supuesto que sí repercute en el poder Judicial, pues son estas personas profesionales, quienes eventualmente pueden llegar a tener la enorme responsabilidad de convertirse en juezas y jueces de la República", señaló Guillén.