Proyecto también pretende llenar vacío en la formación de artes en secundaria

Por: Alberto Barrantes C. 6 enero, 2015
Recibir una clase con Jaime Gamboa, del grupo Malpaís, forma parte del plan de impulso al artista y contra la deserción que promueve la ministra de Educación, Sonia Marta Mora. | GARRETT BRITTON
Recibir una clase con Jaime Gamboa, del grupo Malpaís, forma parte del plan de impulso al artista y contra la deserción que promueve la ministra de Educación, Sonia Marta Mora. | GARRETT BRITTON

Educar con el apoyo de músicos, escritores y actores es el nuevo plan para motivar a los estudiantes a que permanezcan en las aulas y conozcan cómo se hace arte en Costa Rica.

La ministra de Educación Pública, Sonia Marta Mora, pretende que estos líderes de la música y las letras sean capaces de enviar mensajes contra el abandono del sistema educativo.

El programa “Impulso al arte y al artista costarricense desde el sistema educativo” se pondrá en marcha durante el próximo curso lectivo, que empieza el lunes 9 de febrero.

“Es fundamental que los jóvenes, como parte de su proceso formativo, disfruten de la producción artística y conozcan la forma en la que los artistas persiguen sus sueños y plasman una visión original sobre la realidad y sus complejos dilemas”, afirmó la ministra Mora.

La jerarca del MEP comentó que entre de los invitados están los grupos Malpaís, Foffo Goddy, Passiflora, el actor y comediante Hernán Jiménez, el productor Miguel Gómez y la escritora Ana Istarú, entre otros.

“Quiero que ellos sean fuente de motivación para los jóvenes, que más allá de verlos en un escenario, compartan con ellos y lo que significa el respeto hacia lo nacional desde su música, sus letras y su crítica”, agregó Mora.

Recibir clases de artes, música y deportes en una misma escuela es un lujo que solo tiene un 3% de las instituciones del país.

Según el Departamento de Estadística del Ministerio de Educación Pública (MEP), en el 2013 hubo 46.082 estudiantes quienes se retiraron de las aulas. Otros 13.826 abandonaron el centro educativo, luego de las vacaciones de medio año del 2014.

Para 2014, las regiones educativas con mayor nivel de abandono de medio periodo en secundaria son Aguirre (7,8%) y Sarapiquí (7,7%), mientras que los colegios nocturnos son los que reportan cifras más altas de estudiantes que no regresan a clases.

Motivar. El último informe del Estado de la Educación (2013) señala que el vínculo con el centro educativo es un factor que determina la permanencia en el aula.

Esta no es la primera vez que el MEP apuesta al arte como mecanismo para retener a los estudiantes en el colegio.

Durante el 2014, el proyecto Apoyo a la Educación Secundaria para la Reducción del Abandono Estudiantil (Proeduca) invirtió ¢12.000 millones en la compra de instrumentos musicales y equipo deportivo para crear arraigo entre jóvenes de zonas con mayor riesgo de deserción.

“Este programa sirvió para convertir al colegio en un aliado del estudiante con intereses artísticos. Cuando usted lleva arte a los colegios, los jóvenes entienden que el centro educativo no es solo una obligación, sino un privilegio que brinda oportunidades”, dijo Francisco Rodríguez, director de Proeduca.

El nuevo plan viene a llenar un vacío en la formación del arte costarricense en secundaria. Al 2014, solo un 20% de los alumnos recibe clases de artes en sus centros educativos.

“No podemos darnos el lujo de hacer a un lado el poder del arte en la tarea de convertir la educación en una experiencia retadora y estimulante para los jóvenes”, afirmó la ministra.

En el ataque contra la deserción, la ministra también colocó como prioridad la entrega oportuna de los subsidios económicos que entrega el Fondo Nacional de Becas (Fonabe), debido a que la falta de la beca es también motivo para desertar.

Esa institución deberá utilizar los ¢6.000 millones que ha subejecutado durante los últimos años, para financiar las becas de 180.000 estudiantes, este año.

Etiquetado como: